Los servicios que una clínica veterinaria en Cuenca puede ofreceros a ti y a tu mascota son muy numerosos. Pero, quizás, uno de los más importantes es el servicio de urgencias las 24 horas.

Nadie puede poner en duda que tú eres quien mejor conoce a tu mascota. Por eso, si alguna vez detectas comportamientos inusuales en tu compañero, y aunque dichos comportamientos no te parezcan excesivamente preocupantes en un principio, lo aconsejable será que consultes con tu clínica veterinaria en Cuenca  de confianza.

Existen ciertas situaciones típicas que implican una visita a urgencias veterinarias en Cuenca. Las más frecuentes suelen ser:

 - Gastritis y enteritis: los síntomas incluyen decaimiento, vómitos y diarreas. Suelen darse porque el animal roba comida o es sobrealimentadorecibiendo premios o comida extra a su dieta.

 - Laceraciones o heridas: bien por mordedura, caídas… Es importante una actuación temprana que conlleve una limpieza de la herida para evitar infecciones, sutura de la misma si es necesario y aplicar el tratamiento oral adecuado para una correcta y pronta recuperación.

 - Atropellos: siempre que un animal es atropellado se ha de acudir a un centro de urgencias veterinarias en Cuenca para un chequeo completo, ya que se pueden esconder lesiones internas que pueden hacer peligrar la vida del animal en pocas horas.

 - Ingesta de cuerpos extraños: un clásico, sobre todo en el caso de los cachorros cuyo comportamiento exploratorio normal hace que todo “se lo lleven a la boca”. Desde juguetes propios que puedan romper hasta prendas de ropa.

 - Intoxicaciones: son múltiples los tóxicos que perros y gatos pueden ingerir, tanto en el interior de nuestra casa como en el exterior. Plantas, alimentos humanos, estupefacientes, fármacos humanos, pesticidas, raticidas… Los síntomas pueden ser múltiples en función del tóxico y de la cantidad administrada: vómitos, diarreas, decaimiento, convulsiones, problemas respiratorios, excitación… Todo se puede evitar impidiendo la absorción de la sustancia acudiendo a nuestro veterinario en cuanto detectemos que nuestra mascota ha podido ingerir una sustancia tóxica.

 - Reacciones alérgicas: muy frecuentes en primavera, sobre todo por picadura de insectos. Notaremos dolor, inquietud e hinchazón de la zona donde se haya producido la picadura. Acudir lo más rápido posible a nuestro clínica veterinaria en Cuenca ayudará a paralizar la reacción antes de que se produzcan complicaciones mayores.

Si a tu mascota le ocurriese algo de lo que acabas de leer, puedes contar con la tranquilidad de tenernos a tu lado: en Centro Veterinario Trivet te ofrecemos todas las especialidades veterinarias y un servicio de urgencias 24 horas.