Los cachorros se encuentran en una fase muy importante de su desarrollo por eso hay que tener en cuenta ciertos cuidados específicos para ellos, en nuestra clínica veterinaria en Cuenca te aconsejamos sobre la crianza de este nuevo miembro de la familia.

En la clínica veterinaria en Cuenca informamos a los nuevos dueños sobre los cuidados a tener en cuenta para conseguir que nuestro cachorro se desarrolle de forma adecuada y se convierta en un adulto sano:

- La alimentación: en esta etapa el perro tiene un desarrollo y crecimiento muy rápido por lo que la alimentación es muy importante. Durante las primeras semanas el cachorro se alimentará de leche materna y a partir de la 6-8 semanas podemos empezar a darle pienso adecuado para cachorros. Este tipo de alimento está preparado para cubrir las necesidades nutricionales de nuestra mascota. Es importante seleccionar el pienso de cachorro según el tamaño adulto de su raza, esto es, raza pequeña, raza mediana o raza grande/gigante; ya que los requerimientos nutricionales son diferentes por el distinto ritmo de crecimiento en cada una de ellas.

- Vacunación: el veterinario establecerá una pauta de vacunación adecuada para nuestro cachorro ya que a cada edad corresponde una vacuna y entre cada vacuna hay que dejar un plazo de tiempo concreto. Es importante que el cachorro no salga a la calle durante el tiempo que dure la vacunación ya que su sistema inmunológico es inmaduro y puede contraer diversas enfermedades.

- Desparasitación: hay que mantener a nuestro perro protegido frente a los parásitos, ya sean parásitos internos o externos. Esto es muy importante no sólo para la salud de nuestro perro sino también para todas las personas que conviven con él, ya que muchos de ellos afectan también a las personas y transmiten enfermedades graves. Un cachorro parasitado además no podrá desarrollar una buena inmunización con las vacunas.

- Implantación del microchip: es muy importante que nuestro animal esté identificado antes de que empiece a salir con asiduidad a la calle para que en caso de pérdida o accidente nos pueden localizar rápidamente. Además, es obligatorio por ley a partir de los 3 meses de edad.

- A partir de los 2-3 meses es importante trabajar con el cachorro para que aprenda cómo jugar, nociones básicas de educación y tolerancia a la manipulación para la higiene básica (cepillado, baño, limpieza de oídos, cepillado dental…)

En Centro Veterinario Trivet ​contamos con profesionales veterinarios que te asesorarán sobre cualquier duda que te surja en el cuidado o crianza de tu cachorro.