Ir a urgencias veterinarias en Cuenca es lo primero que tenemos que hacer si pensamos que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor. Esta dolencia común en los meses de primavera y verano se produce porque el animal no es capaz de eliminar el calor de su cuerpo y comienza a deshidratarse y a aumentar su temperatura. Si no lo llevamos a urgencias a tiempo se podrán desarrollar diferentes complicaciones entre las que destacan las hemorragias gastrointestinales, la insuficiencia renal o hepática, el edema cerebral o el fallo multiorgánico, entre otras, problemas muy serios que pueden poner en peligro la vida del animal.

Mientras los llevas a nuestra clínica veterinaria en Cuenca para que lo estabilicemos, como propietarios podemos aplicar una serie de medidas para ir bajando la temperatura de nuestra mascota, como ofrecerle agua para beber si está consciente, sin dejar que beba en exceso, o humedecer las encías si no está consciente, mojar el pelo con agua fresca y aplicar aire (abanicar). NO se aplicará hielo bajo ningún concepto.

Pero lo ideal, como siempre, en el Centro Veterinario Trivet recomendamos la prevención:

    • Hay que dejar siempre suficiente agua fresca y limpia a los animales, en una zona que no dé el sol directamente.

    • Si los tenemos fuera de casa dejarle una zona de sombra y que pueda acceder al agua sin dificultad.

    • No someterles a ejercicio intenso ni sacarlos a pasear en las horas de más calor, sobre todo si no hay zonas de sombra o si el suelo es de asfalto/acera, ya que pueden quemarse las almohadillas!

    • Terminantemente prohibido dejarlos dentro del coche, aunque éste esté a la sombra y con las ventanillas bajadas.