En nuestro servicio de urgencias veterinarias en Cuenca estamos acostumbrados a tratar perros y gatos debido a golpes de calor, ya que por sus características, son más sensibles a las altas temperaturas, pues no disponen de los mismos mecanismos tan eficientes de las personas para eliminar el calor. A parte, existen razas que por su conformación anatómica pueden desarrollar un golpe de calor con más rapidez que otras, como por ejemplo, los perros de cabeza “chata” (bulldogs, shi-tzu, staffordshire terrier, boxer…). En esta entrada os contaremos los signos que nos deben alertar de que nuestra mascota está sufriendo un golpe de calor:

  • Aumento de la temperatura corporal, por encima de los 40ºC. Notaremos a nuestro animal muy caliente.

  • Aumento del ritmo cardíaco, expresión “asustada”

  • Fatiga, respiración agitada, rápida y cada vez más costosa, con ruidos respiratorios fuertes.

  • Las mucosas de las encías y de la conjuntiva se tornan azuladas.

  • Se pueden llegar incluso a producir temblores musculares, convulsiones, vómitos o pérdida de conocimiento.

Si detectas alguno de estos síntomas acude rápidamente a Centro Veterinario Trivet.