Una de las urgencias que tratamos en nuestra clínica veterinaria especializada entre otras cosas en medicina para gatos en Cuenca, es la insuficiencia renal crónica especialmente en gatos adultos, que implica un deterioro progresivo de los riñones y que afecta, según algunas estadísticas, a uno de cada tres gatos mayores de 10 años y más de la mitad de los mayores de 15 años.

De igual manera que ocurre con los humanos, los riñones son un órgano vital para la salud de los gatos, ya que su función es limpiar la sangre de toxinas y mantener un nivel de agua adecuado para el organismo del felino. El problema, como bien sabemos como expertos en medicina para gatos en Cuenca, es que se trata de una enfermedad que se caracteriza por ser silenciosa y no detectarse con facilidad, ya que no presenta síntomas claros hasta que el riñón del animal está ya bastante afectado.

No obstante, hay determinados síntomas que pueden alertar a los dueños de que algo no funciona como debería en el interior del cuerpo de la mascota y que hace necesaria una visita urgente a tu clínica veterinaria de confianza.

Estamos hablando de que el gato beba u orine más de lo habitual, así como si presenta algún tipo de pérdida de apetito o de peso progresiva. También es motivo de preocupación los vómitos frecuentes, aunque este síntoma es común a muchas otras enfermedades del aparato digestivo, así como letargia si el gato se siente apagado y sin ganas siquiera de moverse. Por eso, sigue siendo mejor prevenir que curar y a partir de los ocho o diez años, los chequeos deben hacerse aún con mayor periodicidad.

Si tienes alguna duda acerca de la salud de tu gato, confía en el equipo de profesionales que integramos Centro Veterinario Trivet y deja a tu pequeño felino en las mejores manos.