En cualquier clínica veterinaria en Cuenca, una de las enfermedades más en perros y gatos geriátricos es la artrosis canina.

La artrosis es una enfermedad degenerativa. Se trata de un desgaste de los cartílagos que afecta a distintas articulaciones y que aparece principalmente en la cadera, pero también se afectan rodillas, codos, columna vertebral…

Los objetivos del tratamiento que ofrecen en una clínica veterinaria en Cuenca son reducir el dolor y frenar el desarrollo de la enfermedad. Aunque no tiene cura, puedes garantizar a tu perro una buena calidad de vida siguiendo estos consejos:

- Mantener el peso ideal: cuanto más pese, más trabajan sus articulaciones. Por eso es importante que el peso de tu perro esté dentro de los niveles saludables. Reducir el peso en un animal con sobrepeso es fundamental y el primer paso para combatir esta enfermedad.

- Acude con tu perro al veterinario periódicamente: al ser una enfermedad degenerativa, es importante seguir su evolución para tratar la enfermedad según el punto en el que se encuentre.

- Dale pienso adecuado a sus necesidades: necesita alimentos con nutrientes específicos para perros con artrosis que retarden la evolución de la enfermedad y disminuyan el dolor.

- Cuida el lugar donde duerme. Las malas posturas y lugares poco adecuados pueden provocar molestias. Existen camas específicas para mascotas con artrosis. También es importante aportar en casa superficies no-resbaladizas (colocar alfombras, por ejemplo), facilitar rampas para salvar escaleras o subirse al coche, etc.

- Administrar correctamente la medicación: antiinflamatorios, analgésicos… alivian el dolor y ayudan a tu perro a sentirse mejor. Pregunta a tu veterinario antes de suministrar algún medicamento a tu mascota!, ya que muchos fármacos humanos son nocivos para nuestros animales.

- Evita que haga esfuerzos. Correr, saltar y jugar son acciones que afectan negativamente a las articulaciones. Por el contrario, un ejercicio suave de forma regular es beneficioso.

- Técnicas de fisioterapia como la laserterapia ayudan a combatir el dolor y la inflamación.

Si tu perro anda más despacio, se queja, cojea o crees que puede sufrir esta enfermedad, acude al Centro Veterinario Trivet. Con nuestros servicios, te garantizamos que su calidad de vida va a mejorar. No esperes más y contacta ya con nosotros. Porque ellos se merecen lo mejor.