En cualquier clínica veterinaria en Cuenca son amantes de los animales y saben que muchas personas sienten este amor hacia perros y gatos. ¿Has pensado alguna vez en adoptarlos, pero no estás seguro o segura de cómo funcionaría la convivencia entre ambos? A continuación te facilitamos unos consejos que te ayudarán a convertir tu hogar en el lugar ideal para que tus dos mascotas convivan felices.

En primer lugar, debes entender que se trata de dos especies diferentes que tienen naturalezas opuestas. Los perros están acostumbrados a vivir en grupo, son animales sociales. En cambio, los gatos son seres solitarios que aprecian su espacio y libertad.

En segundo lugar, es importante presentar a los dos animales. Para ello, te recomendamos que ambos animales estén tranquilos. El gato deberá sentirse seguro y confiado en el hogar, así que permite que conozca tu casa a solas con anterioridad. El perro deberá haber disfrutado de una sesión de ejercicio físico y de estimulación antes de conocer a su nuevo compañero. Después, deja que se huelan y se observen. En toda clínica veterinaria en Cuenca te aconsejarán que mantengas al perro atado con su correa y que no cojas al gato en brazos;al mismo tiempo, el gato deberá poder acceder a un lugar de altura con facilidad.

En tercer lugar, debes motivar la buena convivencia mediante premios de forma constante para que no solo aprendan a tolerarse, sino que poco a poco se sientan a gusto el uno con el otro. Al principio, no los dejes en la misma habitación sin supervisión y deberás adecuar un espacio alto que sea de fácil acceso para el gato y que no sea alcanzable para el perro.

Si te animas a adoptar a un perro y a un gato en Cuenca, te esperamos en nuestro Centro Veterinario Trivet para darte consejos personalizadas sobre su cuidado y su salud.