En nuestra clínica veterinaria de Cuenca sabemos que hay ciertos alimentos muy peligrosos para la salud de nuestras mascotas. Uno de los más conocidos es el chocolate. Este rico dulce puede llegar a ser peligroso para nuestras mascotas.

El chocolate tiene un alcaloide denominado teobromina. Esta sustancia, al igual que otros alcaloides como la cafeína, puede ser tóxica consumida en ciertas cantidades para cualquier animal, cuanto menor peso, menor es la cantidad de chocolate que puede resultar tóxica. El comer chocolate puede causarles muchos efectos secundarios, como nerviosismo o taquicardias, y en una cantidad considerable hasta provocarles la muerte.

Pero prevenir es mejor que curar, por lo que nunca ofrezcas a tu mascota productos con chocolate y evita que éstos estén a su alcance. Si alguna vez crees que tu compañero peludo ha podido comer chocolate, no dudes en acudir a un especialista de urgencias como los que encontrarás en nuestra clínica veterinaria de Cuenca.

Confía siempre en la experiencia del Centro Veterinario Trivet.