Si tienes interés en los servicios y tratamientos de una clínica veterinaria en Cuenca, debes conocer cómo cuidar a un hámster. Una mascota estupenda para familias con niños gracias a su pequeño tamaño y su carácter amable. Si le prestas al animal los cuidados adecuados, puede vivir hasta cinco años.

Uno de los primeros consejos de toda clínica veterinaria en Cuenca para el cuidado del hámster tiene que ver con la jaula del animal. Es importante que se encuentre cómodo y a gusto, por lo que es fundamental que la jaula se adapte de forma precisa a su tamaño. Más allá del precio, también tienes que valorar la calidad. Recuerda que si el material de la jaula no es bueno, se oxidará con mayor facilidad y rapidez.

Sobre el mejor lugar para colocar la jaula, lo ideal es buscar una zona tranquila de la casa, alejada de corrientes de aire y en la que no dé la luz solar directa. La temperatura debe ser templada para que el hámster pueda vivir en perfectas condiciones.

La hidratación del animal es muy importante para su salud. Coloca un bebedero de agua potable que esté conectado a la jaula y se encuentre a una altura que sea accesible para el hámster. Recuerda que el agua en ningún caso tiene que estar en contacto con las pequeñas virutas de madera. Tienes que cambiar el agua a diario para evitar que se acumulen en ella residuos y otras bacterias.

Sobre la alimentación, debes alimentar al hámster con una mezcla que puedes encontrar en cualquier establecimiento a base de maíz, pipas y semillas. El animal debe comer dos veces al día. También es recomendable que le des una pequeña cantidad de verduras y frutas.

Si necesitas un veterinario de confianza en Cuenca, en Centro Veterinario Trivet estaremos encantados de atenderte.