En nuestra clínica veterinaria en Cuenca hemos estrenado recientemente la especialidad de oftalmología, así que podemos hacer todas las pruebas necesarias y encargarnos de solucionar los problemas oculares de tu mascota, incluso con cirugía si hace falta.

Los gatos padecen a menudo infecciones en los ojos. Vamos a ver algunas enfermedades que requieren atención veterinaria.

Para empezar, la conjuntivitis provocada por clamidia. La bacteria inflama y enrojece la superficie interior de los párpados y la parte “blanca” del ojo, por lo que veremos que nuestro gato tiene dificultad para abrirlos. Ocurre sobre todo en gatos jóvenes que

salen a la calle y se transmite por contagio directo entre gatos a través de las secreciones.

Por otro lado, el herpesvirus felino, que produce una conjuntivitis intensa a veces complicada con úlceras corneales. Suele ir acompañado también de síntomas respiratorios como estornudos o secreción nasal. Se observa en animales jóvenes, no vacunados o inmunodeprimidos.

Por último, la uveítis es otra afección habitual en gatos, de carácter grave. El ojo se enrojece, lagrimea, y les molesta la luz, con lo que intentan cerrar el ojo en ambientes luminosos. El ojo se nubla y hasta se pueden observar cambios de forma y tamaño en la pupila. Se produce por diferentes causas.

En el Centro Veterinario Trivet nos servimos de pruebas como citología, tinciones vitales, test de Schirmer, biomicroscopía con lámpara de hendidura, oftalmoscopia directa, tonometría o ecografía de alta frecuencia para diagnosticar las patologías oculares. Ven y te atenderemos encantados.