• Nuestra filosofía

    Nuestra filosofía

    9 de Febrero de 2017 a las 12:51

    Nuestra filosofía de trabajo es formar un equipo multidisciplinar,​ con formaciones académicas y experiencias profesionales específicas en distintas disciplinas para trabajar en conjunto con un objetivo común, la salud de nuestros pacientes, proporcionándoles el trato más delicado, aplicando los conocimientos y técnicas más avanzadas disponibles y ejerciendo una medicina de calidad, basada en la evidencia científica.

    Además, conscientes de los grandes avances que ha tenido la medicina veterinaria en los últimos años, para aquellos casos más complicados o que requieran de un equipamiento especial, recibimos la colaboración de otros compañeros especialistas (como cirugía mínimamente invasiva, traumatología...) que acuden a nuestro centro bajo cita previa o remitimos a otros centros ​de Madrid (TAC, resonancia magnética...), para que tu mascota tenga acceso a todas las técnicas vanguardistas disponibles actualmente. Bajo esta misma filosofía, estaremos encantados de colaborar con otros compañeros veterinarios que quieran beneficiarse de nuestra experiencia y servicios.

    Por otro lado, nos consideramos amantes de los animales y estamos concienciados con el problema de abandono animal, en nuestro país en general y en Cuenca en particular, por lo que colaboramos con diferentes asociaciones protectoras de animales​, gestionando adopciones y prestando tanto atención primaria como diagnóstica y terapéutica a los animales encontrados. Es el ejemplo de SOS Rescue

  • Quiénes somos

    Quiénes somos

    13 de Febrero de 2017 a las 08:15

    LUIS MIGUEL DE PABLO RODEÑO

    Nacido en Cuenca y Licenciado por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza en 2006, donde fue alumno del departamento de medicina interna y cirugía del área de grandes animales durante un año. 

    Socio y cofundador del Centro Veterinario TRIVET. 

    En el año 2006 realizó una estancia de 6 meses en el área de grandes animales de la Universidad de Lieja (Bélgica). A su vuelta, trabajó durante 2 años como Veterinario Interno Residente en el área de grandes animales del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Zaragoza. Desde el 2008, ha ejercido como veterinario itinerante siendo su principal área de interés la medicina equina y la oftalmología, tanto de pequeños animales como equina. 

    Ha cursado el Postgrado en Oftalmología Veterinaria de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona). Es miembro de AVEPA (Asociación de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales), AVEE (Asociación de Veterinarios Especialistas en Equinos) y SEOVET (Sociedad Española de Oftalmología Veterinaria) y mantiene una formación continuada mediante diferentes cursos de especialización en medicina y cirugía equina y oftalmología veterinaria. 

    Los animales han sido su pasión desde siempre. En la actualidad, su compañero perruno es Tango, un precioso y gigantesco mastín español.

    RAFAEL RECUENCO PÉREZ

    Nacido en Elche, Rafael se licenció por la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid en 2006, donde fue interno en el servicio de medicina interna durante un año. 

    Socio y cofundador del Centro Veterinario TRIVET. 

    Tras licenciarse, trabajó durante dos años en un hospital de referencia dedicado en exclusividad a la medicina de urgencias y cuidados intensivos en Madrid. Posteriormente se trasladó a Cuenca, donde ejerció como clínico hasta comenzar en TRIVET un proyecto propio en 2015 junto con sus dos socios, Luis Miguel y Noelia. 

    En 2010 realizó el Posgrado en Medicina Interna de Pequeños Animales por la ESVPS (European School of Veterinary Postgraduate Studies) y desde 2016 es Especialista Universitario en Anestesia y Analgesia de Pequeños Animales por la UCM (Título propio de especialista en anestesia y analgesia de pequeños animales). En 2015 comienza su proceso de acreditación por AVEPA en dicha especialidad, proceso que se prolongará hasta 2019. 

    Es socio de AVEPA y forma parte de los grupos de trabajo de anestesia (GAVA), medicina interna y dermatología (GEDA). Además, también es socio de la SEAAV (Sociedad Española de Anestesia y Analgesia Veterinaria) y socio de la AVA (Association of Veterinary Anaesthetists).

    En constante formación mediante estancias en centros de referencia y cursos especializados, Rafael comparte piso con su gato Sobaco, un común europeo recogido de la calle que no para de echarle en cara, arañando sus sofás, el poco tiempo que pasa con él. Amante del deporte y la naturaleza, aficiones a las que dedica todo el tiempo libre que le es posible.

    NOELIA SORRIBES PALMER

    Nacida en Nules (Castellón) y licenciada en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura en 2011, donde fue alumna interna en el departamento de medicina interna durante un año. 

    Socia y cofundadora del Centro Veterinario Trivet. 

    Ha ejercido como veterinaria en diversos centros de España, siendo su principal área de interés la medicina felina. Ha realizado el Posgrado en Clínica de Felinos por Improve Formación Veterinaria y está pendiente su certificación por la ESVPS. También está en proceso de obtención de la Acreditación de Especialidades de AVEPA en Medicina Felina. Además, ha realizado los módulos básico y avanzado del Posgrado de Cirugía y Anestesia de Pequeños Animales por la UAB y el Ciclo Formativo de Ecografía Abdominal por Improve Formación Veterinaria. 

    Es miembro de AVEPA, GEMFE (Grupo de Trabajo de Especialistas en Medicina Felina de AVEPA) y GEDI (Grupo de Trabajo de Especialistas en Diagnóstico por Imagen de AVEPA) y mantiene una formación continuada mediante diferentes cursos de especialización en medicina felina, cirugía y diagnóstico por imagen. 

    Apasionada por los animales desde pequeña, su familia numerosa está formada por dos gatitos, Gandalf y Sheldon, y dos perros, Tuno, su abuelito y Ravel, un perro especial, todos ellos adoptados de distintas asociaciones protectoras.

    MARIA INIESTA BACUÑANA

    Natural de Cuenca, María se licenció en Veterinaria por la Universidad de Murcia (2014), donde fue alumna interna en el departamento de anestesia durante dos años. Tras finalizar sus estudios y desarrollar prácticas en clínicas veterinarias, realizó un internado rotatorio multidisciplinar en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad CEU-Cardenal Herrera (2014-2015). Posteriormente, trabajó como veterinaria de atención primaria y urgencias en un hospital veterinario de referencia de Valencia hasta unirse a nuestro proyecto en septiembre de 2016.

    Sus principales áreas de interés son la anestesia y la cardiología, además de medicina interna, urgencias y cuidados intensivos y ecografía. Realizó una estancia formativa en el departamento de anestesia del Chestergates Referral Hospital (Reino Unido) junto a los diplomados europeos en esta especialidad Miguel Martínez y Francesco Aprea y actualmente está realizando el Posgrado en Cardiología de Pequeños Animales por Improve Formación Veterinaria.

    Completa su formación asistiendo a diferentes cursos, seminarios y congresos, además de formar parte de la SEAAV, AVEPA y sus Grupos de Trabajo de Cardiorrespiratorio (GECAR) y Emergencias y Cuidados Intensivos. También ha publicado en la revista Clínica Veterinaria de Pequeños Animales un artículo sobre colapso traqueal en perros y su tratamiento mediante stent intraluminales.

    Amante de los gatos y la naturaleza, sus mayores placeres son leer un libro en el sofá con sus gatas Sam y Arya en el regazo y pasear por el Júcar acompañada de su perruna compañera Kiara.

    ELENA LAFUENTE SERRANO

    Nació en Cuenca y, aunque los animales le gustan desde que recuerda, empezó en este mundillo a través del adiestramiento, siendo Técnico en Adiestramiento Canino y Modificación de la Conducta y Especialista en Usos Terapéuticos del Olfato y Discriminación y Localización Olfativa por EDUCAN (2012). 

    Después de esto, realizó el curso de Asistente a la Atención Clínica Veterinaria (ATV) por EDUCAN (2013) y de Peluquería y Estética Canina (2013) y en el año 2017 el curso de Rehabilitación en Pequeños Animales para Auxiliares Veterinarios por FORVET. 

    Sus principales áreas de interés son la dermocosmética y la mejora de los mantos y la forma, tanto en perros como en gatos, para lo que está en continua formación mediante la realización de seminarios y asistencia a congresos sobre ozonoterapia, peluquería felina, técnicas de salón como el “Japan style”, el “Teddy style”, stripping, color fantasía, terminaciones comerciales o de exposición, etc. en escuelas como Alianz Canine Worldwide o NOGGA. 

    Además, también tiene formación sobre Handling. Ha estado trabajando en diferentes peluquerías caninas y en 2015 comenzó a trabajar con nosotros como auxiliar veterinaria y peluquera hasta que se animó a llevar su propio proyecto, siendo ahora propietaria y gerente de Dog Room (en este mismo centro), aunque sigue colaborando con el resto de veterinarios cuando es necesario. 

    Entusiastas de los animales, ella y su pareja conviven con Abril y Vesta, una pitbull y una mestiza de border collie sorda, adoptadas y muy juguetonas, y Neko, un gato regordete muy comilón. Concienciada con el problema de abandono animal, ha sido voluntaria y colabora con la protectora Cuencanimal.

  • Nuestras instalaciones

    Nuestras instalaciones

    18 de Abril de 2017 a las 11:46

    Equipados con lo último en tecnología y todo lo que tu mascota necesita, nuestro centro cuenta con una sala de espera con espacio reservado para gatos, dos amplias consultas, biblioteca, sala de rayos X digital y ecografía, sala de quirófano y prequirófano y dos salas de hospitalización para separar animales infecciosos de los no-infecciosos.

    Desde la sala de espera se tiene acceso a Dog Room un centro de estética profesional para tu mascota.

  • F.A.Q. para el cliente

    F.A.Q. para el cliente

    9 de Febrero de 2017 a las 13:57

    - ¿Es necesario pedir cita para llevar a mi mascota?
    Si bien es obligatorio en caso de cirugías (salvo cirugías de urgencia) y consultas externas, para el resto de casos (salvo consultas de urgencia) no es necesario solicitar cita previa, pero lo recomendamos encarecidamente para evitarte esperas innecesarias, para una mejor planificación de la visita (concertarla con el especialista adecuado o del tiempo que requiera según la dolencia) y aconsejarte sobre cómo tiene que acudir al centro tu mascota según su problema (por ejemplo en caso de preveerse una sedación o analítica es recomendable acudir en ayunas o en problemas urinarios traer una muestra de orina). Llame al 969 87 14 88 ​y consúltenos sin compromiso.

    - ¿Se acepta el pago con tarjeta?
    Por supuesto. Pueden pagar en efectivo o con tarjeta.

    - ¿Cómo es el servicio de urgencias?
    En el Centro Veterinario TRIVET no proporcionamos atención presencial las 24 horas, es decir, nuestro horario comercial ​es de 9:30 a 20:00 de forma ININTERRUMPIDA,​ pero cuando cerramos (salvo que se quede algún animal hospitalizado) no hay nadie presente en la clínica. Para consultas fuera de este horario, situaciones de urgencia o accidentes, disponemos de un teléfono de urgencias: 640 188 840 con un veterinario localizable en todo momento (es decir, noches y fines de semana incluidos) todos los días del año, que atenderá su llamada y acudirá rápidamente a la clínica para atender a su mascota.

     - ¿Realizan consultas a domicilio?
    Si bien no las ofrecemos de forma rutinaria, sabemos que hay casos especiales en los que, bien por problemas de vehículo, por poca colaboración del animal o por dificultades personales, no pueden acudir a la clínica con su mascota para que sea evaluada. En estos casos, tenemos la posibilidad de desplazarnos a su domicilio, siempre bajo cita previa. Llámenos y cuéntenos su problema, intentaremos solucionarlo.

    - ¿En qué condiciones se quedan los animales hospitalizados?
    Nuestros pacientes hospitalizados estarán en jaulas adaptadas a su tamaño, convenientemente acolchadas y acondicionadas según la especie y su estado de salud. Recibirán todos los cuidados que requiera su patología (alimentación, paseos, fluidoterapia, monitorización, oxigenoterapia) y estarán controlados y supervisados en todo momento por un veterinario. No se preocupe, estará en las mejores manos y atendido como en casa.

    - ¿Puedo visitar a mi mascota?
    En nuestro centro velamos por el mayor descanso de los animales hospitalizados, ya que ello favorece su pronta recuperación, pero conscientes del beneficio que en muchos casos puede suponer la visita de un familiar durante su estancia en el hospital, disponemos de un horario de visitas (de 13:30 a 14:00 y de 19:30 a 20:00). Consúltenos antes para concertar una visita fuera de este horario. Igualmente, se realizarán llamadas informativas ​a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, y en cualquier momento en que ocurra algún cambio importante respecto a su estado.

    - ¿Trabajáis con alguna aseguradora?
    No trabajamos con ninguna aseguradora en particular. Son varias las compañías que ya están ofreciendo seguros para mascotas, de diferentes cuantías y coberturas. En caso de que dispongáis de un seguro, el procedimiento habitual suele ser que al alta del animal se os proporciona un informe veterinario de la visita con las pruebas y tratamientos requeridos junto con la factura de los mismos, se abona en la clínica y la aseguradora lo reembolsa.

    - Entonces, ¿no tenéis seguros para mascotas? 

    Ofrecemos algo similar, los llamados planes de salud. Un plan de salud es un grupo de servicios veterinarios agrupados en un paquete único que establece una relación contractual entre el cliente y el centro veterinario, enfocado principalmente en la prevención de enfermedades y en la mejora de la calidad de vida.​ No sólo implican la vacunación y desparasitación anuales, sino también una serie de pruebas para la detección precoz de enfermedades y atenderlos de forma más económica cuando padecen enfermedades. En ellos se abona una cuantía anual en la que están incluidos vacunaciones y desparasitaciones anuales, test de detección de enfermedades, analíticas de sangre y orina y pruebas de diagnóstico por imagen o chequeos geriátricos. En el caso de que tu mascota enferme, disfrutarás de descuentos en la realización de pruebas extra, así como en procedimientos quirúrgicos, estancia hospitalaria o alimentación. No dudes en preguntarnos. ¡Todo son ventajas!

  • Medicina preventiva. En qué consiste y por qué es necesaria

    Medicina preventiva. En qué consiste y por qué es necesaria

    9 de Febrero de 2017 a las 14:06

    La medicina preventiva se basa en realizar una serie de prácticas para evitar que su mascota padezca enfermedades o detectarlas precozmente para así aplicar el tratamiento más adecuado lo más pronto posible y mejorar el pronóstico de la enfermedad.

    En TRIVET ponemos nuestro máximo esfuerzo realizando un plan de desparasitación y vacunación exhaustivo en vuestras mascotas según las directrices oficiales de la WSAVA, además de ofrecer otros servicios como la esterilización o limpiezas de boca.

    En el caso de las enfermedades infecciosas o parasitarias, muchas constituyen un grave riesgo para la salud, no sólo de nuestros animales, sino también en algunos casos para las personas. Es por esto por lo son tan necesarias las vacunaciones y las desparasitaciones en nuestros pacientes. Otra parte importante de la medicina preventiva, es la detección precoz de enfermedades, así como mantener la salud y el bienestar de su mascota.

    Para ello, recomendamos revisiones periódicas​, al menos anualmente, la realización de test rápidos ​de detección de enfermedades o chequeos completos una vez nuestros compañeros peludos llegan a su etapa geriátrica​.

    Conscientes de su importancia y para que el factor económico no sea un limitante en su realización, lanzamos campañas y planes de salud ​en los que os beneficiaréis de un importante descuento en muchas de estas prácticas. Ya sea porque hayas adquirido recientemente a tu mascota o porque lleves compartiendo tu vida con ella durante años, nosotros te ayudaremos a mantenerla sana y feliz, identificando signos de enfermedad o malestar y asesorándote en el manejo de enfermedades crónicas.

    Acercar a tu mascota para un examen físico, nos puede ayudar a detectar enfermedades escondidas en sus primeras etapas. Las revisiones periódicas son muy importantes dado que la mayoría de los perros y gatos no muestran el dolor o los síntomas de enfermedad como las personas, por lo que muchos cambios sutiles en su salud o comportamiento pueden ser pasados por alto por los propietarios.

    La detección temprana de las distintas patologías puede mejorar el pronóstico de muchas enfermedades, aumentar la esperanza de vida de tu mascota y disminuir en gran cantidad los costes médicos.

  • Desparasitación interna en el perro y el gato

    Desparasitación interna en el perro y el gato

    13 de Febrero de 2017 a las 08:28

    Existen muchas pautas o protocolos para la desparasitación de los cachorros o gatitos, en función de las circunstancias del animal, su situación, su entorno y su edad. En general, desparasitaremos a nuestro cachorro a las 2, 4, 6 y 8 semanas de vida, para posteriormente hacerlo una vez al mes hasta que haya cumplido los seis meses, momento en el cual pasaremos a un tratamiento trimestral a lo largo de toda su vida. 

    En el caso del gatito, la pauta es a las 3, 5, 7 y 9 semanas para después continuar como en el caso del cachorro. 

    Es importante señalar que actualmente la normativa en Castilla-La Mancha obliga a realizar una desparasitación anual de nuestra mascota (perro, gato y hurón) con un producto eficaz frente a la tenia Echinococcus granulosus (responsable de la hidatidosis o quiste hidatídico en personas) dispensada y sellada por un veterinario.

  • Desparasitación externa en el perro y en el gato

    Desparasitación externa en el perro y en el gato

    13 de Febrero de 2017 a las 08:29

    Debido a nuestro clima templado y húmedo, es común la presencia de pulgas, garrapatas. moscas y mosquitos en el ambiente. La época de máximo riesgo va de marzo a octubre, si bien, las pulgas aguantan prácticamente todo el año. Es muy importante prevenir la infestación de dichos parásitos externos por tres razones:

    • Las picaduras provocan picor y molestias a nuestras mascotas, pudiéndose hacer graves heridas e infecciones por rascado.
    • Pulgas, garrapatas y mosquitos transmiten al torrente circulatorio, a través de su saliva, otros parásitos microscópicos pero mucho más peligrosos para la vida del animal.
    • Pulgas y garrapatas también nos pueden picar a nosotros y transmitirnos también enfermedades.

    Existen gran variedad de productos eficaces y seguros para eliminar y evitar la picadura de estos parásitos, que se aplican cada 3-4 semanas en el caso de las pipetas o cada 6-8 meses en el caso de collares. Huya de pipetas o collares no sujetos a control farmacéutico o veterinario (¿verdad que no compraría un medicamento en el lineal de un supermercado?).


    Prevención frente a parásitos sanguíneos:

    Como ya hemos mencionado antes, los parásitos externos pueden transmitir a su vez, otros parásitos microscópicos directamente al torrente circulatorio. De entre ellos, dos de los más peligrosos y que, por consiguiente, se merecen una atención especial son Leishmania spp y la Dirofilaria immitis, ambas transmitidas por mosquitos y que causan las graves enfermedades conocidas como leishmaniosis ​y enfermedad del gusano del corazón (dirofilariosis), respectivamente. A parte, pulgas y garrapatas pueden transmitir enfermedades bacterianas. Por ello, es muy aconsejable añadir a los ya mencionados repelentes, otras estrategias preventivas: vacunación, pastillas, productos inyectables o pipetas específicas para estos microorganismos.


  • Vacunación en el perro. ¿Cuándo puede salir a la calle?

    Vacunación en el perro. ¿Cuándo puede salir a la calle?

    13 de Febrero de 2017 a las 08:32

    La vacunación es un acto clínico,​ es decir, no se limita a un simple pinchazo. Es importante valorar el estado de salud de nuestro cachorro y sus circunstancias individuales, así como que esté correctamente desparasitado internamente antes de someterlo a un protocolo vacunal. Una vez comprobado esto y en líneas generales, nuestro protocolo de primovacunación consta en primer lugar de 3 dosis vacunales polivalentes frente a las enfermedades más comunes y graves:

    • La primera dosis suele administrarse a las 8 semanas de vida (variable según el caso entre las 6 y 9 semanas) y pretende inducir protección frente a tres enfermedades víricas: moquillo o distemper canino, parvovirosis y hepatitis canina.
    • La segunda dosis será a las 12 semanas de vida repitiendo dosis de las anteriores y añadiendo una enfermedad más, en este caso bacteriana: la leptospirosis (enfermedad de potencial zoonótico, es decir, transmisible al hombre a través de la orina de nuestro animal).
    • A las 16 semanas, administraremos una dosis de refuerzo igual a la segunda dosis.

    En segundo lugar, desde junio de 2014, en Castilla-La Mancha es OBLIGATORIA la vacunación antirrábica en el perro, el gato y el hurón. El protocolo vacunal consiste en una primovacunación de dos dosis

    (la primera a partir de las 12 semanas de vida y la segunda un cuatro semanas después). En nuestro centro inoculamos la primera dosis a las 16 semanas de vida y revacunamos a las 20 semanas de vida.

    Una vez terminada la primovacunación, reforzamos con dosis anuales, tanto de las vacunas polivalentes como de la rabia (obligatorio también por ley).

    La pregunta del millón es ¿cuándo puede mi cachorro salir a la calle e interactuar con otros perros? Ésta es una pregunta muy frecuente, ya que tener en casa todo el día a nuestro cachorro nos supone una serie de trastornos y puede suponer en problemas de socialiazación por contacto tardío con otros perros, pero por otro lado, tenemos miedo de que enferme por salir a la calle sin haber terminado de administrar todas sus vacunas. Suponemos que nuestros cachorros NO están completamente protegidos hasta que no pasan al menos siete días desde la tercera dosis vacunal.​ Ahora bien, siempre que la zona por la que saquemos a nuestro cachorro sea una zona pavimentada, en un estado higiénico aceptable (sin zonas encharcadas de orina o heces de otros animales) y conozcamos el estado vacunal de los perros con los que vaya a tener contacto, nuestro cachorro puede hacer pequeñas incursiones para ir conociendo el mundo exterior. Desaconsejamos zonas ajardinadas, campo, rivera de ríos, etc. o contacto con otros cachorros o adultos no vacunados, ya que en estas circunstancias es más probable la presencia de partículas virales potencialmente infectivas.


  • Vacunación en el gato

    Vacunación en el gato

    13 de Febrero de 2017 a las 08:33

    La vacunación es un acto clínico,​ es decir, no se limita a un simple pinchazo. Es importante valorar el estado de salud de nuestro gatito, así como que se encuentre desparasitado internamente​ de forma correcta antes​ de someterlo a un protocolo vacunal. Una vez comprobado esto, comenzaremos el protocolo de primovacunación:

    • A las 8 semanas de vida con una vacuna trivalente para el Herpesvirus, Calicivirus (ambos responsables de la rinotraqueítis felino, enfermedad muy común de las vías respiratorias altas) y Panleucopenia felina (enfermedad también frecuente de sintomatología digestiva). 
    • A las 12 semanas repetiremos esta misma vacuna y en el caso de que nuestro gatito salga al exterior y por tanto, pueda estar expuesto, inocularemos la primera dosis frente a leucemia felina, previa realización de un test sanguíneo para comprobar su estado seronegativo. 
    • En el caso de inocular la vacuna de la leucemia, ésta se repetirá a las 16 semanas. En gatos que vivan solos y que no salgan de casa, la vacuna frente a la leucemia no es necesaria. Para la vacuna de rabia​, en Castilla-La Mancha OBLIGATORIA por ley en gatos desde junio de 2014, comenzaremos a las 20 semanas y repetiremos un mes después.

    Una vez terminada la primovacunación, haremos un primer refuerzo al año y después cada tres años.

  • Identificación

    Identificación

    13 de Febrero de 2017 a las 08:33

    ¿Qué es el microchip?: ​el microchip es el “DNI” de tu perro o gato, es obligatorio y su “seguro de vida”, ya que es casi la única manera de recuperarlo en caso de pérdida. Se trata de un sencillo dispositivo que se implanta bajo la piel y que está asociado a un código numérico en el que constan todos los datos de tu perro o gato y los tuyos como propietario. Estos datos se depositan en la base de datos del Archivo de Identificación de Animales de Compañía de tu Comunidad Autónoma. Es importante que cualquier cambio que hagas de tus datos personales, lo notifiques para que se mantengan actualizados. 

    ¿Qué es la tarjeta identificativa?:​ es la tarjeta expedida por el Archivo, donde constan tus datos y los de tu perro o gato. Si en un plazo prudencial no has recibido la tarjeta en tu domicilio, contacta con el Archivo mediante el número de teléfono que figura en el documento de alta y asegúrate de que tengan registrados tus datos. En caso contrario, tendrás que realizar de nuevo el trámite. 

    ¿Qué hay que hacer en caso de pérdida del animal?​: debes notificar la pérdida indicando el número de microchip y el nombre del animal, tus datos personales y la fecha y lugar donde perdiste el animal a: - Archivo de Identificación de Animales de Compañía. - Ayuntamiento. - En su caso, centro donde adoptaste al animal. - Policía Local (mediante denuncia escrita) 

    ¿Cómo y cuándo dar de baja un microchip?:​ en caso de defunción de la mascota, habrá que notificarlo al Archivo de Identificación mediante un documento de baja que cumplimentará y firmará tu veterinario.

    ¿Es necesario que mi mascota lleve placa?​: No es obligatorio pero sí aconsejable que pongas una placa metálica en el collar con su nombre y tu teléfono. Esto agilizará el retorno de tu mascota. 

    ¿Es obligatorio el censo de mi mascota?: Sí, la Ley establece la obligatoriedad de registrar en el censo de tu municipio a los animales de compañía, especialmente en el caso de los perros catalogados como PPP (potencialmente peligrosos). Para censar un gato o perro tienes que presentar: 

    - Copia de la cartilla veterinaria. 

    - Copia de tu DNI. 

    - Copia del documento de alta en el Archivo de Identificación. 

    - Cumplimentar el impreso del censo y pagar la tasa establecida. Recuerda que también tendrás que notificar: 

    - Cualquier modificación en tus datos personales. 

    - La baja por cambio de municipio o defunción del animal.

  • El juego con el cachorro

    El juego con el cachorro

    13 de Febrero de 2017 a las 08:36

    El juego es esencial, ya que es la forma más sencilla y práctica de educar y comunicarte con tu perro y de que entienda lo que esperas de él. 

    ¿Por qué? 

    • Fomenta su socialización con otros perros y personas. 
    • Aprende a respetar límites y normas. 
    • Aprende a controlar la fuerza de la mordida, los ladridos o su impulso corporal. 
    • Aprende el lenguaje corporal de otros perros y a expresar sus propias necesidades.

    ¿Cuándo hay que jugar?:

    ​la iniciativa, tanto del inicio del juego como de su término, debe ser tuya. Él te exigirá jugar, pero si en ese momento accedes a sus demandas, le estarás enseñando que puede conseguir lo que quiera mediante la insistencia. Si te pide jugar o te provoca, tienes que ignorarlo: no le mires, ni le hables, ni le toques. Una vez haya desistido de su objetivo, que no es otro que conseguir tu atención, le llamas y juegas hasta que decidas interrumpir el juego. De esta forma, le estarás enseñando a respetar tu espacio y tu descanso, igual que tú respetas los suyos


    Jugar y cómo aprender:

    • La fuerza de la mordida:​ si tu cachorro ha tenido la gran suerte de criarse con su madre y hermanos hasta los dos meses y medio o tres, ya habrá aprendido a controlar la fuerza de sus mandíbulas. Si no es así, cuando te muerda las manos o las piernas, un chillido agudo muy fuerte y seco será suficiente para que interprete que te ha hecho daño y que ahí está tu límite. Automáticamente después, deja de jugar y enséñale con su propio lenguaje que se tiene que ceñir a las normas para que haya juego. Debes intentar no jugar con tus manos ni con los pies y que ni siquiera llegue a morder para que pare.
    • Estimular la inteligencia: los juegos que estimulan la curiosidad del perro son muy educativos. Los perros curiosos suelen ser perros muy inteligentes cuyo cerebro está permanentemente activo, buscando distintas vías de solución para situaciones cotidianas.
    • Las jerarquías: es otro de los aspectos que puedes trabajar mediante el juego y así, evitar comportamientos dominantes: · Jamás le persigas. Es él quien tiene que hacerlo. · Si juegas al tira y afloja, siempre te quedarás con el objeto. · Si juegas a la pelota, nunca se la des en la boca, sino que debes lanzársela. · Si el cachorro te provoca cogiendo una zapatilla o una pieza de ropa y sale corriendo para que le persigas y se la quites, no lo hagas. Si cedes, estarás afianzando este comportamiento de por vida. ¡Tú y el resto de la familia debéis ser el líder en la escala jerárquica!

    ¿Cómo han de ser los juguetes? 

    • De materiales que puedan morderse.
    • De un tamaño que no pueda tragárselos.
    • Que no tengan elementos que puedan desprenderse y atragantarle.
    • Evita darle para jugar aquellas cosas que no quieras que te destroce (él no distinguirá entre unos zapatos viejos y unos nuevos, o igual con la ropa vieja).
    • Evita que juegue con palos o con piñas porque pueden astillarse y causarle daños en la boca.


    ¿Cuántos juguetes necesita el cachorro?​:

    es bueno tener varios juguetes para ir variando. Así conseguirás que no se aburra, especialmente cuando se quede solo en casa.


  • Educación del cachorro

    Educación del cachorro

    13 de Febrero de 2017 a las 08:36

    La educación y la socialización en este período para garantizar su adaptación a nuestra sociedad y forma de vida. Antes de empezar a educar al cachorro, debemos tener muy claro que nuestros esfuerzos no van a dar resultados inmediatos, pudiendo no ser visibles hasta el año o año y medio. Perros y personas hablamos lenguajes distintos, por lo que es necesario encontrar un canal de comunicación con el que podamos entender sus necesidades emocionales y él nuestros requerimientos. El éxito en la educación​ de tu cachorro está en tener: 

    • Coherencia a la hora de aplicar las normas. No le permitas en ciertas ocasiones lo que le prohibirás después sistemáticamente. 
    • Paciencia para repetirle las mismas pautas la cantidad de veces que sean necesarias. No le bombardees con órdenes.
    • No le pegues ni le grites. Tu perro no debe aprender y actuar bajo el miedo o la coacción. Si tu perro aprende, mantendrá siempre la misma conducta. Si lo hace por miedo repetirá el mal comportamiento cuando se quede solo.
    Primeros días​:

    La nueva situación le generará cierto estrés, puesto que tendrá que acostumbrarse a un nuevo hogar, a nuevas normas de convivencia y a una nueva familia. Dale la máxima tranquilidad, mucho cariño, comprensión, espacio vital y libertad para investigar su nuevo entorno y acostumbrarse a él. Todo es nuevo: olores, ruidos, objetos… ¡Déjale explorar ​por las diferentes habitaciones y permítele que husmee sin reñirle! Hasta que se acostumbre al nuevo hogar convendrá que pueda disfrutar de tu presencia y compañía en todos los momentos posibles, pero no de una atención continuada. Nunca le dejes solo los primeros días en el jardín, es un animal social y al sentirse solo, lejos de su madre y hermanos, se encontrará perdido y en peligro. Una vez acostumbrado a su nuevo entorno asígnale un espacio donde siempre deberá dormir. ¿Y si llora porque se siente extraño? ​Ignóralo, intentará hacerlo unas cuantas veces más hasta que compruebe que este comportamiento no le da resultado. Algunos trucos si llora por las noches o cuando se queda solo son poner en su camita una botella con agua tibia, envuelta en una toalla y/o un reloj de cuerda. Ambos le recordarán a su madre y se tranquilizará. Hasta que le veas habituado al nuevo entorno, acude a tranquilizarle si le ves nervioso pero, una vez habituado, no acudas siempre a su llamada. Hazlo de vez en cuando, cuando no se lo espere y espaciando cada vez más tu respuesta.



    ¿Cómo evitar problemas de comportamiento?​ L

    a socialización es la base principal para tener un perro equilibrado emocionalmente.


    • Evita el miedo y la agresividad:​ en sus primeros paseos, debes llevarlo en brazos, para que se acostumbre a la gente, las caricias, ruidos, coches, sirenas, gritos, movimientos de niños en el parque y a todos aquellos estímulos que formarán parte de su vida en el mundo humano. Si haces este sencillo ejercicio, cuando sea adulto no tendrá comportamientos depredatorios (correr detrás de bicis, motos, niños…), ni agresivos, miedosos o fóbicos.
    • Evita los destrozos:​ deberás enseñarle gradualmente a experimentar momentos de soledad para que en un futuro no muestre comportamientos destructivos cuando se quede solo en casa. Estas experiencias primarias, junto con una jerarquización correcta, evitarán aullidos, ladridos, destrozos y defecaciones o micciones en vuestra ausencia. 
    • El cachorro y los otros animales de la casa:​ las presentaciones deberás hacerlas sin prisas, con premeditación y con total tranquilidad, bajo tu vigilancia constante y en terreno neutral, ya que los “veteranos” pueden sentirse invadidos y reaccionar mal si el cachorrito se adentra en un espacio que ellos reconocen como suyo (por ej. su cama o mantita). 
    • Prémiales con una caricia o una golosina cada vez que se porten bien cuando estén juntos y tranquilos. · Nunca dejes solo al cachorro con tus otros animales hasta que todos se hayan conocido, se hayan hecho “amigos” y sepan medir la fuerza en el juego con él. No desatiendas a tus otros animales y dedícales el mismo tiempo y el mismo cariño que antes para evitar que aparezcan los celos.
    Las travesuras:

    Cuando no quieras que el cachorro haga una cosa, deberás aplicarle un correctivo para que se dé cuenta de que ese comportamiento va asociado a una sensación desagradable. Por ejemplo, puedes hacer sonar una bocina o tirar al suelo un cacharro que haga ruido.

    • ¿Cuándo debes reñirle?: ​es importante que le riñas en el momento oportuno, cuando le hayas pillado “in fraganti”. Reprenderle después no sirve para nada porque no lo asociará con la acción. Esta norma tiene que aplicarse siempre para obtener resultados y conseguir que el cachorro aprenda que ese comportamiento va unido a una sensación desagradable.
    • ¿Qué hacer ante los destrozos?: si acostumbra a hacer destrozos cuando se queda solo en casa, lo que tienes que hacer es no prestarle atención unos minutos antes de salir: no le hables ni le hagas mimos, ni tan sólo le mires, por mucho que te cueste. Repite la misma actitud cuando llegues y no le saludes hasta que haya dejado de perseguirte y reclamar tu atención. Hazlo cuando ya esté tranquilo y no pendiente de ti. Si cuando llegas a casa encuentras que ha hecho alguna diablura, no le riñas porque no lo relacionará y, en cambio, sí conseguirás que te reciba con miedo. Refuerza tu posición de líder ante él, mediante actitudes coherentes y sensatas, para crear un ambiente seguro y que no sienta miedo ante tu partida ni por tu seguridad fuera de su protección. Si con esto continúa, estamos ante un problema de ansiedad por separación, ​en el que deberás acostumbrarlo a la soledad con salidas muy cortas o recurrir a un profesional.
    • ¿Le dejo subir a la cama y al sofá?: ​si tienes claro que cuando crezca no quieres que suba, deberás empezar a prohibírselo siempre desde cachorro. Si te gusta disfrutar a ratos de su compañía en la cama o en el sofá, tampoco tienes porqué privarte de este delicioso placer, pero sólo deberá subir si tú se lo dices y nunca podrá tomar él la iniciativa.
    Pipís y cacas:

    Un cachorro no puede controlar los esfínteres, así que es inútil que le riñas cuando orine o defeque en un lugar inapropiado. Para evitar que vuelva a hacerlo en el mismo sitio, nunca lo limpies con lejía o amoníaco, ya que el olor les incita. Un detergente anti-bacterias será suficiente para la desinfección, mientras que un poco de vinagre eliminará cualquier rastro olfativo.

    ¿Cómo enseñarle a hacerlo en un solo lugar de la casa​?
    • Cubre todo el suelo con papeles de periódico.
    • Echa sobre el periódico unas gotitas de lejía para que se sienta motivado a hacerlo en ese lugar.
    • Poco a poco ve quitando papeles de periódico, muy gradualmente, hasta que solamente quede una hoja.

    ¿Y en la calle? C

    uando veas que está habituado a hacerlo solamente en esa hoja, lo sacas a la calle con la hoja. Coloca la hoja de papel en el suelo y espera a que haga pipí o caca en ella. En ese momento, prémiale con una golosina muy especial, que será utilizada solamente en esta circunstancia. Prémiale si lo hace bien e incentiva el comportamiento positivo. Lo aprenderá como un hábito más para toda su vida. Tendrás que hacer muchas salidas a lo largo del día o salidas muy larga para pillarlo con ganas y que lo haga en la calle para poder premiarlo.

    ¿Cómo le enseño a pasear con correa?: ​primero debes enseñarle a sentarse. Te irá muy bien para controlarle cuando pase otro perro o cuando te pares en un semáforo: 

    Colócate a unos 50 cm. enfrente de una pared y sitúa al perro a media distancia, entre la pared y tú. - Enséñale una golosina, acercándosela mucho a la nariz, por arriba. Se verá forzado a echar la cabeza hacia atrás y la única postura cómoda será sentado. 

    Cuando se haya sentado, repite la palabra que hayas elegido para pedirle que se siente (“sit”, sienta, siéntate…) y dale el premio. Una vez aprendido esto, antes de sacarlo a la calle con correa deberá estar acostumbrado a llevar el collar en casa. Hay varios tipos de collares, asesórate bien antes de comprarlo y si te decides por uno de corrección, consulta antes a un especialista sobre el problema de comportamiento que quieras corregir, ya que el mal uso de ciertos collares podría provocar daños físicos y psíquicos en el perro. ¡Salimos de paseo!​ Antes de abrir la puerta para salir, ordénale que se siente. Sólo cuando se haya sentado, abrirás la puerta y saldrás tú primero, eligiendo también la dirección del paseo. Le enseñarás a caminar a tu lado y a pararse al mismo tiempo que tú, es decir, a estar pendiente de ti fuera del hogar. Cada vez que estire de la correa, cambia de dirección desorientándole. Si lo haces siempre durante los primeros paseos, el perro aprenderá a adaptarse a tu paso. Al principio es muy costoso pero, si el aprendizaje es correcto, disfrutareis de los paseos durante el resto de su vida.

    Viajes en coche​: deberás empezar primero con el coche parado, y luego en marcha. 

    • Súbelo al coche y deja que lo inspeccione y olfatee con el motor parado. Conviértelo en un juego y procura que encuentre algún juguete especial o alguna golosina, en su zona, tras oler y buscar. 
    • Una vez que tu perro haya adquirido confianza y se haya acostumbrado al coche, repite la operación con el coche en marcha. 
    • Inicia al cachorro a viajar en coche con trayectos cortos y gradualmente aumenta la duración de los mismos. 

    Ayúdale a asociar el coche con algo agradable: un premio, un largo paseo…. 

    Puesto que tu perro no puede ir suelto dentro del coche (está estrictamente prohibido por la normativa vigente) puedes: · Meterlo en un trasportín en el asiento trasero sujeto con el cinturón. · Meterlo en el maletero o en la parte trasera del coche con la red de separación específica. · Llevarlo en el asiento trasero con un cinturón especial de seguridad que conecta el arnés (no vale collar) del perro con el anclaje para el cinturón del coche.

    Atención en verano a los golpes de calor​,

    especialmente si tu perro es de conformación braquicéfala (bulldog, carlinos, etc.)

    • Dale de beber a menudo.
    • Si le dejas dentro del coche por un espacio muy breve de tiempo, que sea a la sombra y con las ventanillas un poquito abiertas.
    • Si va dentro de un trasportín, puedes ponerle una toalla mojada encima para evitar el exceso de calor y sus consecuencias.
    • No le des de comer antes de un viaje, aunque sea corto, porque si se marea, podría vomitar y también aumenta la temperatura por la digestión.
    • Evita viajar en las horas más calurosas del día.
  • Cuidados del gatito

    Cuidados del gatito

    13 de Febrero de 2017 a las 08:38

    La llegada a casa de un gatito es una experiencia verdaderamente emocionante. Usted quiere que su gatito se adapte rápidamente a su entorno y proporcionarle el mejor comienzo en la vida asegurando su salud y bienestar. Puede darle a su gatito todo lo que necesita para crecer y convertirse en un compañero sano, feliz y leal proporcionándole cariño, una atención veterinaria regular, entretenimiento y una nutrición apropiada.

    Preparación del hogar: ​ 

    Los gatitos pequeños son muy curiosos y hay que vigilar no dejar nada a su alcance con que pueda lastimar. Algunas recomendaciones:

    • Poner todos los productos químicos fuera del alcance del gatito.
    • Restringir el acceso a plantas ornamentales. Algunas como el muérdago, adelfa, azalea, hiedra y muchas más son tóxicas.
    • Colocar los objetos frágiles en un lugar apartado.
    • Ocultar los cables eléctricos para que no los muerda.
    • Asegurar que todas las ventanas estén protegidas con material que resista las uñas del gato.
    • No deje que acceda a balcones, terrazas, azoteas y cubiertas altas.
    • Retirar los juguetes que puedan tener piezas pequeñas que se pueda tragar.

    Una vez resuelta la seguridad del gatito, también tendremos que buscar nuestra comodidad y bienestar. Por ello, la limpieza adquiere una mayor importancia en los hogares con mascota. Con una buena limpieza y desinfección conseguiremos evitar aspectos tan importantes como la transmisión de enfermedades, los malos olores o las alergias. La desinfección del hogar es muy importante para evitar contraer enfermedades de tu mascota, especialmente en caso de niños o mujeres embarazadas. La caída de pelo es otro problema común en la limpieza de los hogares; para reducirlo, debemos cepillar a diario a nuestro gatito con un cepillo adaptado a su pelo y contar con una buena aspiradora para suelos, moquetas y alfombras. Para la ropa y el sofá lo mejor es un roll-on adhesivo. Es importante que cuando el gatito llegue a su nuevo hogar lo encuentre todo preparado.

    Bandeja de arena:

    Un cajón de arena suficientemente profundo y grande que permita que el animal adulto se dé la vuelta por completo y una pala para retirar las heces. Los gatos son muy aseados, así que lo ideal es mantener la caja de arena libre de restos (limpiarla cada 2-3 días como mucho y cambiando totalmente la arena con desinfección de la bandeja una vez a la semana) para que su gato no haga sus necesidades fuera de ella. 



    Alimentación: 

    Necesitará cuencos diferentes para el agua y la comida. Busque cuencos que no se vuelquen fácilmente y de fácil limpieza (de acero inoxidable o cerámica). Debe dejarlos en sitios con temperatura estable (fuera de corrientes y fuentes de calor). En cuanto a la comida, lo ideal es que lo acostumbre a comer pienso de alta calidad (puede mojarlo en agua tibia si todavía no tiene los dientes fuertes) de gatito hasta la edad adulta. Todo cambio de dieta que realice hágalo siempre de manera progresiva.



    Cama​: 

    A casi todos los gatitos les gusta tener una cama propia, pero no se desilusione si su gatito ignora su nueva cama. Puede que descubra que prefiere acurrucarse sobre la colcha junto a usted. Espere a ver qué prefiere su gatito antes de comprarla.



    Árbol o rascador: 

    A los gatos les encanta trepar a las alturas. Poner un árbol trepador a su alcance limitará las carreras alocadas y las volteretas sobres sus muebles y proporcinarle un rascador hará que sus muebles estén a salvo de sus uñas.



    Aseo diario:

    Puede empezar a asear a su gatito cuanto antes, así será más fácil que se acostumbre. Además del cepillado mencionado anteriormente, conviene que lo acostumbre a los baños: siempre con agua tibia y secándolo después con la toalla y con el secador a contra pelo. Los gatos son muy sensibles a los sonidos del agua y del secador, por lo que deberá acostumbrarlo a ellos antes de bañarlo. Debido a que los gatos se asean ellos mismos (acicalamiento), no necesitan baños de forma frecuente, báñelo sólo cuando lo necesite y con un champú especial para gatos, pues si lo baña demasiado a menudo o con un champú no adecuado podemos secar la piel e incluso irritarla. Hay que hacer el procedimiento con cuidado, tranquilizándole con caricias, palabras cariñosas y premios. Si muestra una reacción hostil, no insista, es preferible repetir la operación pasados unos días.



    Cuidados orales:

    Los cuidados dentales frecuentes son importantes para evitar la formación de sarro y el riesgo consiguiente de enfermedades dentales, renales y cardiacas por migración de bacterias. No se hacen necesarios hasta que aparece la dentición definitiva (sobre los 4 meses de edad), pero es importante que su gatito se acostumbre al cepillado desde pequeño: empiece dando un ligero masaje sobre los dientes y encías de su cachorro con la yema del dedo hasta que se acostumbre a que le manipulen la boca; una vez se acostumbre, puede usar un cepillo para perros con un poco de pasta de dientes para gatos. Manténgalo una vez al día durante toda su vida.



    El juego​: 

    El ejercicio es fundamental para el equilibrio del gatito. Permite canalizar su energía, evitando que la emplee con fines destructivos y utilizándola para tonificar sus músculos. Sus ejercicios favoritos son los que le permiten trepar, andar por alturas, saltar, afilarse las uñas y jugar con objetos móviles, suspendidos o rodantes (pelota de papel, ratón de pelo de conejo, etc). El juego y la caza son dos actividades estrechamente ligadas en el gato, en la medida en la que la mayoría de los juegos que practica estimulan las actividades de caza, identificándose frecuentemente el juguete con una presa. Por ello, es recomendable que no se acostumbre a utilizar las manos como si de un juguete se tratara



    Educación del gatito: 

    La parte fundamental de la educación del gatito tiene lugar durante el período comprendido entre el nacimiento y los 6 meses de edad. De hecho, la mayor parte de los comportamientos se adquieren de forma efectiva a los 3 meses, gracias al papel preponderante de la madre, así como al de sus hermanos/as. Por ello, cuando adquiere un gato, la contribución que podemos hacer a su educación es limitada, aunque no por ello disminuye nuestra responsabilidad en ese sentido. Se debe completar su educación en el marco del nuevo entorno y corregir sus comportamientos. Un entorno favorable es un entorno en el que su gato se socializa fácilmente, familiarizándose con las personas y el medio que lo rodean. Podemos tener dos situaciones:



    Presencia de la madre: 

    Si el gatito se cría con la madre, es aconsejable dejárselo hasta los 3 meses de edad. Su educación será más completa y se integrará en su nuevo hogar con más facilidad. Un gatito que haya sido manipulado por varias personas desde su más tierna edad mostrará una actitud más abierta y una mayor curiosidad. Si le familiariza con los diferentes ruidos de la vida diaria, tendrá una mejor integración en el ambiente nuevo. Un entorno desfavorable es aquel en el que el gatito se socializa poco (por ejemplo, un lugar aislado).



    Ausencia de la madre: 

    Hay que hacerse cargo de su educación con el objetivo de evitar la aparición de estados de ansiedad o depresivos. Hay que enseñarle las distintas reglas sociales, que no debe infringir, y los comportamientos necesarios para su nueva vida, en contacto con seres humanos. Hay que socializarlo, ofreciéndole la mayor cantidad posible de estímulos externos: alternancia de distintas personas que lo cuiden, exposición a distintos ruidos de diferente intensidad, contactos con otros animales. Cuanto más estimulante sea el entorno, más equilibrado será su gatito cuando alcance la edad adulta. Su integración en su nuevo hogar requerirá más tiempo, pero los resultados finales serán idénticos

    En cuanto al aprendizaje, ​los gatos aprenden de dos formas distintas, primero empiezan imitando los gestos de su madre y luego por sí mismo a través de la experimentación. En este último caso, actúa y recibe las consecuencias de sus actos. Si la respuesta le resulta agradable, tenderá a repetir este tipo de acciones, y viceversa.

    Vacunas y documentación​:

    Ponemos 2 vacunas frente a 3 enfermedades separadas entre ellas 4 semanas, empezando a las 8 semanas de vida del gatito, siempre y cuando se haya desparasitado previamente. Si tuviera algún parásito intestinal las vacunas no hacen el mismo efecto. En caso de gatos con acceso al exterior, aconsejamos poner además la vacuna frente al virus de la leucemia felina, realizando un test previo que nos confirme que no tiene el virus y en ese caso, serían 2 vacunas más separadas entre ellas 4 semanas. No conviente que salga a la calle hasta la tercera dosis, dado que puede entrar en contacto con algún agente infeccioso diseminado por otro gato enfermo que “pasaba por allí”. Hay que recordar que la mayoría de enfermedades infecciosas se transmiten por restos de heces y de orina. Una sola vacuna no protege al gatito: hasta la tercera el riesgo es muy alto. Al igual que en el perro, en la Comunidad de Castilla la Mancha es obligatorio vacunar al gato contra la rabia, implantar el microchip y poseer pasaporte (cartilla oficial definitiva).



    Desparasitaciones internas​: 

    Es importante que el gatito no tenga parásitos internos (lombrices), tanto por su salud (diarreas, vómitos, toses, falta de crecimiento, falta de efecto de las vacunas), como por la nuestra, ya que fácilmente se pueden transmitir a las personas. Aunque nuestro gato no salga de casa, nosotros podemos actuar como vehiculadores de los parásitos y los virus mediante nuestra ropa y zapatos, por lo que es recomendable desparasitarlos internamente cada 3 meses.




    Desparasitaciones externas: 

    Debido a nuestro clima templado y húmedo, es común la presencia de pulgas, garrapatas. moscas y mosquitos en el ambiente. La época de máximo riesgo va de marzo a octubre, si bien las pulgas aguantan prácticamente todo el año. Es muy importante prevenir la infestación de dichos parásitos externos porque las picaduras producen molestias y pueden acabar en infecciones o anemias graves y porque transmiten otras enfermedades infecciosas o parasitarias, muchas de ellas que también pueden afectarnos a nosotros. Existen gran variedad de productos eficaces y seguros para eliminar y evitar la picadura de estos parásitos, que se aplican cada 3-4 semanas en el caso de las pipetas o cada 6-8 meses en el caso de collares. Huya de pipetas o collares no sujetos a control farmacéutico o veterinario (¿verdad que no compraría un medicamento en el lineal de un supermercado?).




    Prevención frente a parásitos sanguíneos: 

    Como ya hemos mencionado antes, los parásitos externos pueden transmitir a su vez, otros parásitos microscópicos directamente al torrente circulatorio. De entre ellos, dos de los más peligrosos y que, por consiguiente, se merecen una atención especial son Leishmania spp y la Dirofilaria immitis, ambas transmitidas por mosquitos y que causan las graves enfermedades conocidas como leishmaniosis ​y enfermedad del gusano del corazón (dirofilariosis), respectivamente. Por ello, es muy aconsejable añadir a los ya mencionados repelentes, otras estrategias preventivas:

    • Prevención de la dirofilariosis​: · Milbemax y Milbactor: comprimidos mensuales que, además de prevenir y eliminar los parásitos intestinales, también eliminan las larvas del gusano del corazón antes de que se conviertan en adultos. · Broadline: pipetas que, aplicadas mensualmente, previenen la infestación de pulgas, garrapatas y eliminan parásitos intestinales y las larvas del gusano del corazón.
    • Prevención frente a la leishmaniosis:​ desgraciadamente, aún no existe ningún producto registrado para la prevención de la leishmaniosis en el gato. De momento, tendremos que minimizar riesgos colocando telas mosquiteras en casa y evitar que el gato salga a dar paseos en las horas declives del día
  • Cómo meter al gato en el transportín

    Cómo meter al gato en el transportín

    13 de Febrero de 2017 a las 08:39

    En ocasiones meter al gato en el transportín puede resultar misión imposible, sobre todo si no está acostumbrado a él o es la primera vez. Por eso, te queremos dar unos consejos para que este procedimiento te resulte más sencillo la próxima vez, ayudándonos de un artículo y vídeos publicados por nuestros compañeros de la clínica Gattos:


    http://www.gattos.net/images/Publicaciones/TransportinConsejos-Gattos.pdf
  • Quiero adoptar una mascota

    Quiero adoptar una mascota

    13 de Febrero de 2017 a las 08:40

    Enhorabuena y gracias por haber pensado en adoptar una mascota en lugar de comprarla. Cada año se abandonan 150.000 animales en España. Las perreras y protectoras están sobresaturados de animales que buscan una segunda oportunidad, así que con tu adopción, estás contribuyendo a vaciar estos refugios y a darle mejor calidad de vida. Adoptar un animal significa aumentar tu familia, comprometerte con él y con la sociedad, para siempre. Darás hogar y cariño a un animal que ha sufrido la mala experiencia del abandono y desamparo e incluso en muchos casos el maltrato, y aunque la mayoría de animales que esperan en una jaula ser adoptados son sociables y confiados, también los hay que debido a la terrible situación vivida tienen miedo o son asustadizos, por lo que si te decides a adoptarlos, podrás vivir la maravillosa transformación de un animal traumatizado que vuelve a recuperar la confianza. Pero por este mismo motivo, tienes que tener en cuenta que, como de la gran mayoría de perros y gatos abandonados se desconocen su pasado y vivencias, la adopción puede requerirte un pequeño esfuerzo. Tendrás que dedicar más atención al proceso de adaptación de tu amigo a su nueva vida, ayudándole en todo lo que te sea posible, con paciencia y con cariño, pero también con firmeza.

    Consideraciones antes de adquirir una mascota: 

    • Tendrás una serie de gastos en comida, atención veterinaria, accesorios... de por vida 
    • Deberás dedicarle tiempo cada día, proporcionarle atención y sacarlo a pasear en el caso de los perros.
    • Pasarás por una fase de adaptación, en la que, aunque no es habitual, puede que tu casa o jardín sufran algunos destrozos. 
    • Deberás planificar bien tus vacaciones y fines de semana para llevarlo contigo o dejarlo en una residencia o a cargo de otra persona de confianza.
    Preguntas más frecuentes: 
    • ¿Dónde adoptar?: en cualquier entidad de protección animal o un centro de acogida público (“perrera”). En el caso de Cuenca, puedes recurrir a las protectoras SOS Rescue (para adopción o acogida de gatos), Cuencanimal o Bonamiko, o al Albergue Provincial (Camino El Terminillo).
    • ¿Joven o adulto? ¿Macho o hembra?: ​déjate asesorar por el responsable de la entidad que conoce a los animales y su carácter. Lo que sí te adelantamos es que te olvides de los mitos que circulan por ahí: que los animales adultos son más difíciles, que no se adaptan, que las hembras son más dóciles, etc… Cada animal es único y siempre hay un hogar en el que puede encajar perfectamente. Quien te atienda sabrá qué animal tiene más posibilidades de adaptarse bien a tu familia. Lo mejor es que no vayas con una idea preconcebida de cómo quieres el animal.
    • ¿Por qué hay que pagar para adoptar?: ​en muchas comunidades autónomas (incluidas Castilla-La Mancha) es obligatorio entregar al animal identificado con microchip, vacunado y desparasitado. En la mayoría de casos se obliga a la esterilización (o compromiso de esterilización en el caso de los cachorros), pues no olvidemos que en muchos casos el abandono de estos animales ha sido propiciado por una camada no deseada de la cual no se podían hacer cargo. La esterilización previene este problema. Como imaginarás, todas estas actuaciones tienen un coste y tu aportación cubrirá parte de estos gastos.

    Recuerda: Cada animal adoptado deja un espacio en el Refugio para que otro que lo necesite pueda ocupar su lugar.

  • La esterilización quirúrgica

    La esterilización quirúrgica

    13 de Febrero de 2017 a las 08:41

    Cuando hablamos de castrar a un animal, estamos hablando de que no produzca hormonas sexuales e impedir que tenga descendencia. Hay diversas formas de llevarla a cabo, química (mediante medicamentos y normalmente de forma temporal) o quirúrgica (mediante una operación y de forma definitiva). Ésta última es la más segura y eficaz. Consiste en una intervención quirúrgica rutinaria y sencilla en la que se extraen los órganos sexuales (testículos en los machos y ovarios y útero en las hembras) y que se realiza bajo anestesia general. En animales jóvenes y sanos se trata de una operación de mínimo riesgo, de la cual estará recuperado al cabo de dos o tres días. Cuanto más tarde se haga, más riesgos hay asociados a la anestesia.

    · ¿Cuándo? 

    • Machos: ​lo ideal es castrarlos antes de que muestren comportamientos debidos al estímulo hormonal, como pueden ser el marcaje, la monta, comportamiento territorial o de dominancia, teniendo en cuenta que tiene que haber completado al menos un 80% de su desarrollo. En perros a partir de los 10-12 meses y en gatos a partir de los 6 meses. 
    • Hembras: lo ideal es antes del primer celo para evitar problemas relacionados con las hormonas sexuales. En perras varía según la raza, entre los 6 y 12 meses; en gatas sobre los 6 meses.
    ¿Por qué? 

    La esterilización conlleva múltiples ventajas, que superan con creces los riesgos que conlleva una intervención quirúrgica.


    En los machos: 

    - Reduce la agresividad por competencia sexual y tendencia a montar. En el caso de los gatos, al reducir las peleas reducimos la posibilidad de contagio mediante arañazos o mordeduras de enfermedades graves como la inmunodeficiencia felina.


    - Previene posibles enfermedades de la próstata (hiperplasia, quistes), hernias perianales o tumores (testiculares, prostáticos, células hepatoides).


    - Reduce el instinto de fuga en busca de una hembra durante las cuales se pone en riesgo la integridad física de nuestra mascota por la posibilidad de sufrir accidentes, atropellos, etc.


    - En los gatos reduce el marcaje con orina​ y su olor.



    En las hembras: 

    - Evita la pseudogestación,​ conocida como “embarazo psicológico”, en la que se producen alteraciones del comportamiento (nerviosismo, aislamiento e incluso agresividad o sobreprotección) y producción láctea que puede desembocar en mastitis.


    - Elimina enfermedades del tracto reproductor (como la piometra o quistes ováricos) o tumores ováricos/uterinos.


    - Disminuye la probabilidad de padecer tumores de mama​. Si se hace antes del primer celo, a menos del 1%; más tarde la disminución es menor y a partir de los 3 años, no hay ventajas respecto a hembras enteras, si bien los tumores suelen ser de carácter más benigno en hembras esterilizadas que en hembras enteras.


    - Elimina el celo y, con él, la pérdida de sangre en perras y los maullidos molestos de las gatas.


    - Estabilizaremos enfermedades sistémicas ​como la diabetes o la epilepsia.


    - Evitaremos el riesgo de gestaciones indeseadas durante el resto de la vida de nuestra mascota.


    - Reducimos el instinto de fuga en busca de un macho y los riesgos sobre su integridad física en estas salidas.


    - Reduce problemas comportamentales de dominancia y marcaje debidos al estímulo hormonal, si bien, una vez que los han aprendido se pueden convertir en costumbres que el animal aunque se esterilice no va a cambiar.

    Es decir, la esterilización no sólo resulta interesante desde un punto de vista anticonceptivo, sino también desde un punto de vista clínico, ya que constituye un método preventivo e incluso a veces curativo, de muchas patologías; por lo que el castrar a nuestras mascotas supone un incremento de su calidad y su esperanza de vida, y son más los efectos beneficiosos para ellas y para el bienestar de los que conviven con ellas, que los inconvenientes que pueda suponer pasar por una cirugía bien controlada. 

    Pero además, la sociedad también se beneficia de ello. En España se abandonan cada año unos 200000 animales y el grado de superpoblación de perros y gatos en nuestro país es muy elevado, llegando a sobresaturar perreras y refugios; ten en cuenta que una perra sin esterilizar pueden tener una descendencia de hasta 67000 perros en siete años (y mucho más alta en el caso de las gatas). La esterilización supone un acto responsable por parte del propietario en el control de la natalidad, ya que al prevenir el nacimiento de camadas no deseadas (para las que no hay suficientes hogares), estaremos reduciendo el abandono de animales y por tanto, su desamparo y la saturación de los albergues y protectoras.

    No te creas los tópicos: 

    “Una hembra debe tener al menos una camada una vez en la vida​”. Seguro que todos hemos oído alguna vez esta afirmación, u otras como “si castras a tu perra en edad temprana no crecerá y se quedará enana” o “si tu gata no es madre sufrirá alteraciones del comportamiento”. Bien, pues no existe ninguna evidencia científica que sostenga ninguno de estos argumentos. Una hembra no tiene que tener una camada a lo largo de su vida para lograr un correcto desarrollo etológico y físico, es decir, no existe ninguna justificación sanitaria para hacer criar a una hembra, y éstas no necesitan quedarse gestantes para desarrollarse correctamente o ser felices, por lo que no pasa nada si nunca tienen descendencia. De hecho, las hembras castradas no tendrán necesidad de reproducirse, por lo que reducimos el estrés o ansiedad estacional que les supone el celo.

    Es mejor castrar a las hembras que a los machos para disminuir las camadas indeseadas”. Esta suele ser una afirmación que se hace para justificar el miedo de que “al castrar a un macho éste dejará de serlo”; pero, seamos sensatos, no hay que pensar que nuestro perro/gato será menos macho después de esterilizarlo, éste sólo perderá su instinto de reproducirse, pero seguirá siendo un macho. Además, éstos son gran parte del problema de superpoblación de animales, ya que cuando se escapan son capaces de preñar a varias hembras.

    Otro de los tópicos es el de que “los animales engordan después de la castración”​. Debemos tener en cuenta que el problema del sobrepeso viene dado por una dieta que incluye más alimento del necesario junto a una falta de ejercicio, por lo que cualquier animal que se alimente de forma inadecuada y no realice actividad física diaria engordará, esté castrado o no. Por tanto, en todos los animales debemos controlar su alimentación y facilitar que hagan ejercicio físico para que estén sanos. Es verdad que la castración conlleva ciertos cambios hormonales que suponen una mayor tendencia al sobrepeso, debido a que el ritmo de metabolismo disminuye y el apetito se mantiene o incluso aumenta, pero con una actividad física adecuada y una estrategia alimenticia supervisada por el veterinario (alimentar con piensos especiales, menos calóricos, por ejemplo), esto no tiene porqué suponer un problema.

    - Aquí una afirmación que, si bien no es del todo falsa, necesita matizarse: “a los animales les cambia el carácter después de la castración”​. Bien, tras la castración, sólo se modifican aquellas conductas ligadas a las hormonas sexuales (escapismo, territorialidad de los machos, maullidos en las gatas…), lo cual incluso nos conlleva ciertos beneficios; pero el carácter de nuestras mascotas no está determinado por estas hormonas, por lo que su temperamento, vitalidad, cariño y ganas de jugar no cambiarán, y por tanto, después de esterilizarla, nuestra mascota mantendrá su carácter normal. Del mismo modo, hay que tener en cuenta que la castración no tiene ningún efecto terapéutico sobre problemas como la hiperactividad, la ansiedad por separación, problemas emocionales o aquellos derivados de una educación incorrecta.

    “Me da pena quitarle el disfrute sexual”. Este es un pensamiento bastante común por intentar antropomorfizar a nuestros animales, pero la realidad es que no podemos quitar lo que no existe. Los animales (salvo algunos grandes simios) no viven la sexualidad como los humanos, sino que para ellos, el sexo es únicamente el proceso físico de reproducción. Si para ellos comer y beber es la garantía de la supervivencia individual, el sexo lo es para la permanencia de su especie. Prueba de ello es que una hembra sólo acepta la monta cuando está en celo, es decir, cuando su cuerpo presenta una exigencia hormonal. Fuera de esta situación, se niega e incluso puede rechazar de forma agresiva a un macho que intente montarla, lo que evidencia que para ella no existe una situación de placer relacionada con el sexo. De igual forma, un macho sólo busca la monta cuando recibe información química de una hembra en celo.

    “Quiero tener un hijo de mi mascota”. 

    Esto, aunque no sea un mito, es una cuestión que nos debemos plantear en el momento que decidimos tener una mascota. ¿Querremos descendencia de ella? La esterilización se puede llevar a cabo en cualquier edad, si bien, cuantos más años tengan nuestras mascotas, mayor será el riesgo anestésico de la operación o de desarrollo de otras patologías; pero si tenemos claro desde el principio que no queremos tener descendencia, lo ideal sería esterilizar en la pubertad. Si queremos que nuestra mascota tenga descendencia, no hay ningún problema, podemos esterilizar después; pero esta decisión tiene que tomarse tras una profunda reflexión. Hay que tener en cuenta los riesgos de gestación en razas problemáticas y la prolificidad de estas especies, pues nosotros quizá nos quedemos un cachorrito, pero no es fácil colocar varios animales con familias que se hagan cargo de ellos como se merecen durante todos sus años de vida. Si no se puede asumir la llegada de los cachorros (y en esto la responsabilidad es tanto del propietario de la hembra como del propietario del macho), es mejor no tener una camada. Recuerda que si queremos proporcionarle un compañero a nuestra mascota, siempre está disponible la adopción. Los albergues y protectoras están llenos de animales buscando una segunda oportunidad y una familia a los que proporcionar todo su afecto y fidelidad.

  • Consideraciones previas a una cirugía

    Consideraciones previas a una cirugía

    13 de Febrero de 2017 a las 08:42

    Una cirugía programada, es decir, planeada de antemano, es ideal porque permite una planificación con previsión y ayuda a garantizar las mejores condiciones posibles para la operación. Antes de una cirugía, es recomendable preparar al paciente:

    • Que se encuentre correctamente vacunado y desparasitado interna como externamente​. Es aconsejable un tratamiento antiparasitario externo el día anterior (si no lo tiene reciente).
    • Bañarlo ​2-3 días antes de la cirugía.
    • Ayuno ​de alimento sólido​ en las 12 horas previas​ a la cirugía.
    • Se le debe retirar el agua ​de bebida 2 horas antes​ de la cirugía.

    Hay que tener en cuenta que, pese a todo, en todo procedimiento quirúrgico existe un riesgo asociado al procedimiento en sí, como a la anestesia general, si bien es cierto que cuando se plantea una intervención quirúrgica es porque existe un BENEFICIO que compensa siempre el riesgo asociado. Para controlar y reducir este riesgo, se realizan una serie de pruebas prequirúrgicas que nos permiten determinar el estado de salud del animal, diagnosticar posibles enfermedades que podrían producir complicaciones inesperadas y elegir el protocolo anestésico más adecuado y seguro para el paciente. Éstas se pueden realizar antes o el mismo día de la cirugía, y consisten en:

    • Examen físico completo: auscultación cardiopulmonar, toma de temperatura, peso, mucosas, pulso, frecuencia cardiaca…para valorar el estado físico general del animal.
    • Análisis de sangre completo (hematología y bioquímica sanguínea): nos permite detectar la presencia de muchas enfermedades como pueden ser anemia, diabetes, infecciones… las cuales podrían complicar el procedimiento.
    • Radiografía de tórax (en casos específicos): se realiza para evaluar la cavidad torácica (pulmones, corazón, etc.). Permite descartar la existencia de patologías cardiacas ocultas que aún no han mostrado sintomatología. De cara a un procedimiento quirúrgico, es muy importante el correcto funcionamiento cardiaco, ya que todas las drogas anestésicas afectan en mayor o menor medida al funcionamiento del corazón. En caso de encontrar anomalías podremos llegar a un diagnóstico precoz y tratar el problema, posponiendo la cirugía si fuera necesario o, al menos, tomando precauciones especiales si no fuera posible atrasarla.
    • Realización de otras pruebas en función de los hallazgos encontrados en el examen físico, analítica o radiografías (tales como ecografía, electrocardiograma, etc.).
  • Cuidados postquirúrgicos

    Cuidados postquirúrgicos

    13 de Febrero de 2017 a las 08:42

    Los animales se van a casa totalmente despiertos y andando por su propio pie, ya que el postoperatorio inmediato lo pasan en la clínica. Incluso si el caso lo requiere, se quedará hospitalizado con vigilancia las 24 horas. Con el objetivo de lograr una buena recuperación después de la cirugía, le recomendamos seguir las siguientes pautas:

    - La herida suele ir tapada con un apósito que habrá que retirar en unas 24 horas (si le cuesta demasiado no dude en pasar por la consulta, se lo retiraremos encantados).

    - Es posible que la herida sangre o supure. Si es mucha cantidad acuda al centro para que la evaluemos, pues no suele ser normal.

    - Es necesario que el animal esté cómodo y permanezca en un lugar apartado, tranquilo y con luz tenue.

    - Es conveniente alternar el descanso con breves períodos de paseo y animarle a utilizar su bandeja de arena (gatos) o el lugar habitual donde hace sus necesidades. Cuando salgan de paseo, utilice siempre la correa. No es conveniente soltarle hasta que no se le hayan retirado los puntos o el veterinario se lo autorice.

    - No permita que su perro o gato se toque el vendaje o la sutura de la herida quirúrgica. En caso de ser necesario, se le puede colocar un collar isabelino.

    - No permita que su mascota suba al sofá o a la cama, ni haga esfuerzos los primeros 10 días.

    - En caso de llevar vendaje, intente mantenerlo limpio y seco el mayor tiempo posible. Si éste se moja puede afectar a la piel, por lo que es recomendable que acuda a la clínica para cambiarlo.

    Las mascotas pueden tener menos apetito durante los primeros días posteriores a la operación. Siempre debe tener a su disposición agua para beber. Ofrezca a su mascota aproximadamente la mitad de la ración normal de alimentos y agua alrededor de dos horas después de regresar a casa.

    Normalmente, la retirada de los puntos de sutura tiene lugar entre una semana y 10 días después de la operación, aunque puede haber variaciones específicas.

  • Mi mascota se hace mayor. ¿Qué puedo hacer?

    Mi mascota se hace mayor. ¿Qué puedo hacer?

    13 de Febrero de 2017 a las 08:43

    Nuestro objetivo fundamental es que puedas disfrutar de la compañía de tu mascota durante el máximo tiempo posible con una buena calidad de vida. Aunque pueden existir diferencias entre especies (canina y felina) y según las razas, por regla general comenzamos a considerar que nuestra mascota se hace mayor a partir de los 8 años de edad (puede adelantarse en razas gigantes y retrasarse en razas minis). A partir de este momento, nuestro animal requerirá una mayor atención, tanto médica como nutricional. En el primer caso recomendamos realizar un chequeo completo (examen físico, analíticas de sangre y orina, pruebas de imagen como radiografías y/o ecografías, medición de la presión arterial, electrocardiograma...) para la detección de diversas patologías al menos una vez al año. En lo que respecta a la alimentación, disponemos de piensos de calidad superpremium para cubrir las necesidades de nuestras mascotas en este nuevo periodo de su vida.

  • Cuidados orales y limpiezas de boca

    Cuidados orales y limpiezas de boca

    13 de Febrero de 2017 a las 08:44

    Los perros no tienen caries como los humanos, pero sí padecen otros problemas bucales de forma muy frecuente, como son la acumulación de placa bacteriana (sarro) e inflamación de las encías (gingivitis), lo que les genera mal aliento (halitosis), dolor en las encías que les impide comer y pérdida de piezas dentales. Todo esto se denomina enfermedad periodontal​, clasificada en diferentes grados. 

    El problema del mantenimiento de la higiene oral no es solamente el mal olor de la boca de nuestros compañeros, que a veces nos resulta tremendamente molesto, sino los problemas de salud que además acarrea. Las bacterias que forman parte de la placa bacteriana pueden producir abscesos dolorosos, problemas oculares e infecciones de las válvulas del corazón (endocarditis), de consecuencias graves. ¿Qué soluciones tenemos entonces?

    Prevención: 
    • Cepillado: ​las personas nos cepillamos los dientes para eliminar los restos de comida y así prevenir que las bacterias se multipliquen y puedan producir una infección. ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestras mascotas? Existen en el mercado pasta de dientes y cepillos o dedales especiales para perros, y ésta es la mejor manera de prevenir la enfermedad periodontal en nuestras mascotas. Aunque los cuidados dentales no se hacen necesarios hasta que aparece la dentición definitiva (sobre los 6-7 meses de edad), es importante que nuestras mascotas se acostumbren al cepillado desde pequeños: empiece dando un ligero masaje sobre los dientes y encías de su cachorro con la yema del dedo hasta que se acostumbre a que le manipulen la boca; una vez se acostumbre, puede usar un cepillo para perros con un poco de pasta de dientes para perros. Manténgalo una vez al día durante toda su vida. Si su mascota ya es un perro adulto, deberá intentar acostumbrarlo también, aunque esto puede llevarle algo más de tiempo que si se tratara de un cachorro, pero con paciencia y cuidado, es posible. No es conveniente la utilización de pasta de dientes de personas, ni siquiera de niños, ya que los animales tragan mucha cantidad y podemos provocarles problemas gástricos. El cepillado ideal debe pasar por todas las piezas dentarias, tanto por la cara interna, como por la externa.
    • Alimentación: ​punto importantísimo. Los piensos de alta gama vienen adecuados a la forma de morder de los perros, consiguiendo un efecto mecánico sobre el sarro, actuando como si fueran un cepillo sobre la superficie del diente, evitando que se acumulen restos de comida. Esto no sucede cuando son alimentados con piensos de baja calidad, y por supuesto con comida casera o comida enlatada, ya que este tipo de alimento se almacena con mayor facilidad entre los dientes y encías, favoreciendo el crecimiento bacteriano. Este punto hay que tenerlo muy en cuenta especialmente en perros de raza pequeña, en los que debido al diferente pH de su saliva respecto a otras razas, tienden a acumular sarro de manera más fácil.
    • Otros métodos: para los casos en los que nuestra mascota no permite el cepillado de los dientes o para implementar más la prevención (sobre todo después de una limpieza de boca), existen otros métodos, menos efectivos pero también menos laboriosos. Son productos como: · Huesos específicos para la limpieza oral que pueden administrarse como premios una vez al día que tienen un efecto abrasivo sobre el sarro a medida que el perro va mordiendo. Están diseñados con formas y tamaños especiales para cada raza y le obligan a masticar durante un rato antes de tragarlo, pero ¡cuidado con los perros más glotones que serían capaces de tragárselos sin masticar! · Barritas comestibles: efecto similar al de los huesos. Tienen una serie de componentes enzimáticos que disuelven el sarro. · Juguetes para higiene oral: vienen en varios formatos y diferentes texturas y lo que buscan es atraer la atención del perro para que pase un buen rato mosdisqueándolo. El material del juguete, por rozamiento va limpiando la superficie del diente.

    A pesar de toda esta prevención, debemos tener en cuenta que el sarro inevitablemente se va acumulando, por lo que debemos mantener una estrecha vigilancia de la boca de nuestra mascota y al menor síntoma de sarro o gingivitis acudir al veterinario.

    Tratamiento: 

    Muchas veces, cuando detectamos este problema la única solución es realizar una limpieza bucal ​a fondo, la cual soluciona el problema. Es importante que si luego después de este “reseteo” no realizamos ninguna acción preventiva, es cuestión de tiempo que necesitemos otra de nuevo, con el consiguiente gasto económico y exponer otra vez a nuestra mascota a los riesgos anestésicos que supone la limpieza de boca, por lo que cuantas menos veces tengamos que recurrir a ellas, mejor. Si tienes dudas en cuanto al estado de la boca de tu animal, pide cita con nosotros y le realizaremos una exploración física junto a una exploración bucal, en la cual te indicaremos si estás a tiempo de realizar un tratamiento preventivo, o si por el contrario, se requiere la realización de una limpieza de boca, la cual sería recomendable en caso de que haya una placa de sarro ya formada con síntomas de gingivitis.

    • Tratamiento médico:​ si tu mascota presenta una enfermedad periodontal grave, será necesario un tratamiento antibiótico preventivo antes y después de la limpieza bucal, para que la posible migración de bacterias producida por la limpieza no ocasione infecciones en otros lugares del organismo.
    • Procedimiento: la limpieza de boca se realiza con un aparato de ultrasonidos, igual que el utilizado por dentistas en personas. Este aparato nos permite desprender la placa de sarro y eliminar mecánicamente las bacterias. Una vez finalizada, realizamos un pulido del diente para dejar su superficie lisa y dificultar así el nuevo acúmulo de placa. El procedimiento debe realizarse bajo anestesia general, ya que si no, no sería imposible acceder a todas las partes de los dientes, levantando ligeramente el borde de la encía para eliminar todos los restos de sarro acumulados, lo cual produce algo de dolor, sin tener en cuenta además que todas las piezas dentales que estén móviles tendrán que ser extraídas. Además, es importante que la placa desprendida no pueda ser deglutida por el paciente o peor aún, pasar los pulmones, para lo cual es necesaria la intubación endotraqueal del animal. Todo esto sería imposible con el animal despierto o ligeramente sedado, así que desconfía de aquellas clínicas que ofrezcan limpiezas dentales sin anestesia general. No tienes por qué tenerle miedo a la anestesia, nuestro equipo de anestesistas velará en todo momento por la seguridad de tu mascota.
    • ¿Y después de la limpieza?: Insistimos, es sumamente importante llevar a cabo las medidas preventivas para mantener la boca de nuestros amigos en las mejores condiciones el mayor tiempo posible.