Publicado: 13 de Febrero de 2017 a las 08:29

Debido a nuestro clima templado y húmedo, es común la presencia de pulgas, garrapatas. moscas y mosquitos en el ambiente. La época de máximo riesgo va de marzo a octubre, si bien, las pulgas aguantan prácticamente todo el año. Es muy importante prevenir la infestación de dichos parásitos externos por tres razones:

  • Las picaduras provocan picor y molestias a nuestras mascotas, pudiéndose hacer graves heridas e infecciones por rascado.
  • Pulgas, garrapatas y mosquitos transmiten al torrente circulatorio, a través de su saliva, otros parásitos microscópicos pero mucho más peligrosos para la vida del animal.
  • Pulgas y garrapatas también nos pueden picar a nosotros y transmitirnos también enfermedades.

Existen gran variedad de productos eficaces y seguros para eliminar y evitar la picadura de estos parásitos, que se aplican cada 3-4 semanas en el caso de las pipetas o cada 6-8 meses en el caso de collares. Huya de pipetas o collares no sujetos a control farmacéutico o veterinario (¿verdad que no compraría un medicamento en el lineal de un supermercado?).


Prevención frente a parásitos sanguíneos:

Como ya hemos mencionado antes, los parásitos externos pueden transmitir a su vez, otros parásitos microscópicos directamente al torrente circulatorio. De entre ellos, dos de los más peligrosos y que, por consiguiente, se merecen una atención especial son Leishmania spp y la Dirofilaria immitis, ambas transmitidas por mosquitos y que causan las graves enfermedades conocidas como leishmaniosis ​y enfermedad del gusano del corazón (dirofilariosis), respectivamente. A parte, pulgas y garrapatas pueden transmitir enfermedades bacterianas. Por ello, es muy aconsejable añadir a los ya mencionados repelentes, otras estrategias preventivas: vacunación, pastillas, productos inyectables o pipetas específicas para estos microorganismos.