Existen muchas pautas o protocolos para la desparasitación de los cachorros o gatitos, en función de las circunstancias del animal, su situación, su entorno y su edad. En general, desparasitaremos a nuestro cachorro a las 2, 4, 6 y 8 semanas de vida, para posteriormente hacerlo una vez al mes hasta que haya cumplido los seis meses, momento en el cual pasaremos a un tratamiento trimestral a lo largo de toda su vida. 

En el caso del gatito, la pauta es a las 3, 5, 7 y 9 semanas para después continuar como en el caso del cachorro. 

Es importante señalar que actualmente la normativa en Castilla-La Mancha obliga a realizar una desparasitación anual de nuestra mascota (perro, gato y hurón) con un producto eficaz frente a la tenia Echinococcus granulosus (responsable de la hidatidosis o quiste hidatídico en personas) dispensada y sellada por un veterinario.

Publicado: 13 de Febrero de 2017 a las 08:28