¿Qué es el microchip?: ​el microchip es el “DNI” de tu perro o gato, es obligatorio y su “seguro de vida”, ya que es casi la única manera de recuperarlo en caso de pérdida. Se trata de un sencillo dispositivo que se implanta bajo la piel y que está asociado a un código numérico en el que constan todos los datos de tu perro o gato y los tuyos como propietario. Estos datos se depositan en la base de datos del Archivo de Identificación de Animales de Compañía de tu Comunidad Autónoma. Es importante que cualquier cambio que hagas de tus datos personales, lo notifiques para que se mantengan actualizados. 

¿Qué es la tarjeta identificativa?:​ es la tarjeta expedida por el Archivo, donde constan tus datos y los de tu perro o gato. Si en un plazo prudencial no has recibido la tarjeta en tu domicilio, contacta con el Archivo mediante el número de teléfono que figura en el documento de alta y asegúrate de que tengan registrados tus datos. En caso contrario, tendrás que realizar de nuevo el trámite. 

¿Qué hay que hacer en caso de pérdida del animal?​: debes notificar la pérdida indicando el número de microchip y el nombre del animal, tus datos personales y la fecha y lugar donde perdiste el animal a: - Archivo de Identificación de Animales de Compañía. - Ayuntamiento. - En su caso, centro donde adoptaste al animal. - Policía Local (mediante denuncia escrita) 

¿Cómo y cuándo dar de baja un microchip?:​ en caso de defunción de la mascota, habrá que notificarlo al Archivo de Identificación mediante un documento de baja que cumplimentará y firmará tu veterinario.

¿Es necesario que mi mascota lleve placa?​: No es obligatorio pero sí aconsejable que pongas una placa metálica en el collar con su nombre y tu teléfono. Esto agilizará el retorno de tu mascota. 

¿Es obligatorio el censo de mi mascota?: Sí, la Ley establece la obligatoriedad de registrar en el censo de tu municipio a los animales de compañía, especialmente en el caso de los perros catalogados como PPP (potencialmente peligrosos). Para censar un gato o perro tienes que presentar: 

- Copia de la cartilla veterinaria. 

- Copia de tu DNI. 

- Copia del documento de alta en el Archivo de Identificación. 

- Cumplimentar el impreso del censo y pagar la tasa establecida. Recuerda que también tendrás que notificar: 

- Cualquier modificación en tus datos personales. 

- La baja por cambio de municipio o defunción del animal.