Nuestro objetivo fundamental es que puedas disfrutar de la compañía de tu mascota durante el máximo tiempo posible con una buena calidad de vida. Aunque pueden existir diferencias entre especies (canina y felina) y según las razas, por regla general comenzamos a considerar que nuestra mascota se hace mayor a partir de los 8 años de edad (puede adelantarse en razas gigantes y retrasarse en razas minis). A partir de este momento, nuestro animal requerirá una mayor atención, tanto médica como nutricional. En el primer caso recomendamos realizar un chequeo completo (examen físico, analíticas de sangre y orina, pruebas de imagen como radiografías y/o ecografías, medición de la presión arterial, electrocardiograma...) para la detección de diversas patologías al menos una vez al año. En lo que respecta a la alimentación, disponemos de piensos de calidad superpremium para cubrir las necesidades de nuestras mascotas en este nuevo periodo de su vida.