Enhorabuena y gracias por haber pensado en adoptar una mascota en lugar de comprarla. Cada año se abandonan 150.000 animales en España. Las perreras y protectoras están sobresaturados de animales que buscan una segunda oportunidad, así que con tu adopción, estás contribuyendo a vaciar estos refugios y a darle mejor calidad de vida. Adoptar un animal significa aumentar tu familia, comprometerte con él y con la sociedad, para siempre. Darás hogar y cariño a un animal que ha sufrido la mala experiencia del abandono y desamparo e incluso en muchos casos el maltrato, y aunque la mayoría de animales que esperan en una jaula ser adoptados son sociables y confiados, también los hay que debido a la terrible situación vivida tienen miedo o son asustadizos, por lo que si te decides a adoptarlos, podrás vivir la maravillosa transformación de un animal traumatizado que vuelve a recuperar la confianza. Pero por este mismo motivo, tienes que tener en cuenta que, como de la gran mayoría de perros y gatos abandonados se desconocen su pasado y vivencias, la adopción puede requerirte un pequeño esfuerzo. Tendrás que dedicar más atención al proceso de adaptación de tu amigo a su nueva vida, ayudándole en todo lo que te sea posible, con paciencia y con cariño, pero también con firmeza.

Consideraciones antes de adquirir una mascota: 

  • Tendrás una serie de gastos en comida, atención veterinaria, accesorios... de por vida 
  • Deberás dedicarle tiempo cada día, proporcionarle atención y sacarlo a pasear en el caso de los perros.
  • Pasarás por una fase de adaptación, en la que, aunque no es habitual, puede que tu casa o jardín sufran algunos destrozos. 
  • Deberás planificar bien tus vacaciones y fines de semana para llevarlo contigo o dejarlo en una residencia o a cargo de otra persona de confianza.
Preguntas más frecuentes: 
  • ¿Dónde adoptar?: en cualquier entidad de protección animal o un centro de acogida público (“perrera”). En el caso de Cuenca, puedes recurrir a las protectoras SOS Rescue (para adopción o acogida de gatos), Cuencanimal o Bonamiko, o al Albergue Provincial (Camino El Terminillo).
  • ¿Joven o adulto? ¿Macho o hembra?: ​déjate asesorar por el responsable de la entidad que conoce a los animales y su carácter. Lo que sí te adelantamos es que te olvides de los mitos que circulan por ahí: que los animales adultos son más difíciles, que no se adaptan, que las hembras son más dóciles, etc… Cada animal es único y siempre hay un hogar en el que puede encajar perfectamente. Quien te atienda sabrá qué animal tiene más posibilidades de adaptarse bien a tu familia. Lo mejor es que no vayas con una idea preconcebida de cómo quieres el animal.
  • ¿Por qué hay que pagar para adoptar?: ​en muchas comunidades autónomas (incluidas Castilla-La Mancha) es obligatorio entregar al animal identificado con microchip, vacunado y desparasitado. En la mayoría de casos se obliga a la esterilización (o compromiso de esterilización en el caso de los cachorros), pues no olvidemos que en muchos casos el abandono de estos animales ha sido propiciado por una camada no deseada de la cual no se podían hacer cargo. La esterilización previene este problema. Como imaginarás, todas estas actuaciones tienen un coste y tu aportación cubrirá parte de estos gastos.

Recuerda: Cada animal adoptado deja un espacio en el Refugio para que otro que lo necesite pueda ocupar su lugar.

Publicado: 13 de Febrero de 2017 a las 08:40