Diagnóstico por imagen: radiografía, ecografía

Radiología digital: ​es uno de los procedimientos diagnósticos más utilizados en las clínicas veterinarias. Nos permite obtener de forma no invasiva imágenes estáticas del interior del organismo. Las ventajas de la radiografía digital sobre la convencional son la obtención de estas imágenes de manera más rápida y con una mayor resolución. Mediante ella podemos evaluar:

  • Tórax:​ para patologías cardiacas, pulmonares, esofágicas, traqueales…
  • Abdomen:​ patologías digestivas, urinarias, gestación…
  • Traumatología: evaluación del sistema esquelético, articulaciones, columna vertebral, alteraciones craneales…
  • Técnicas de contraste: en algunos casos, para mejorar la visibilidad de estructuras o fluidos dentro del cuerpo, será necesario la aplicación de contrastes (sustancias radiopacas a la radiación) que resaltan las características que hay de un tejido a otro. Sobre todo para la evaluación de órganos tubulares, de la médula espinal o la funcionalidad renal. Los más comunes son tránsitos digestivos de bario, urografías y uretrografías, mielografía…
  • Servicio de ecografía: La ecografía es una herramienta de diagnóstico cada vez más utilizada en medicina veterinaria. Se ha consolidado en los últimos años como la mejor técnica diagnóstica en la totalidad de los órganos abdominales, desplazando a la radiología, por su precisión y rapidez (sin necesidad de contrastes), en la patología genitourinaria, órganos parenquimatosos (bazo, hígado y páncreas), glándulas adrenales y tiroides y siendo una prueba complementaria en las patologías digestivas.

Es un método inocuo que no requiere de mayores preparaciones, ​sólo se necesita que la mascota tenga un ayuno de 8 horas y que haya tomado suficiente cantidad de líquido sin orinar, lo que nos permitirá ver mejor los órganos abdominales. Es necesario rasurar el abdomen para aplicar el gel que ayuda a que los ecos se transmitan mejor y así obtener imágenes más nítidas, y en algunos casos, una sedación ligera del animal.

No siempre aporta el diagnóstico definitivo, pero nos da muchísima información y además, permite la realización de punciones ecoguiadas para la obtención de muestras para estudios citológicos o microbiológicos, tanto de muestras líquidas (orina, bilis, efusión pleural o pericárdica, efusión peritoneal, quistes, abscesos) como de vísceras o lesiones sólidas (nódulos linfáticos, bazo, hígado, próstata…). También se utiliza como guía en el drenaje terapéutico de cavidades. Las indicaciones para la realización de una ecografía son múltiples.

Contacto

Cuenta con nosotros

Si necesitas realizar cualquier consulta o traer a tu pequeño amigo a un profesional, contacta con nuestro equipo y te atenderemos cuanto antes.

969 87 14 88
info@centroveterinariotrivet.com
C. Notburga de Haro, 3, 16003 Cuenca
Lun - Vie 09:30 - 18:00 / Sábado 10:00 - 14:00